2017 toca a su fin y en el blog toca el tradicional post de repasar los viajes del año. Ya lo hicimos en 2014, 2015 y 2016 – ¿tantos años tiene este blog? 😮 A 2018 solo le pedimos mantener el ritmo viajero, seguir conociendo nuevos lugares y no dejar de maravillarnos con este mundo del que aún nos queda tanto por descubrir.

Enero y febrero los pasamos de mudanza y el primer viaje del año fue por separado. Diego se fue de fiesta a Irlanda. Y no a cualquier fiesta. San Patricio. En. Dublín. Sí, y yo muerta de envidia… Obviamente fue un fiestón: menos mal que nos lo contó en el blog.

Coge tus mejores galas verdes y una buena pinta de Guinness para brindar por San Patricio

Para resarcirme, yo me fui a conocer Nuremberg: una ciudad sorprendente, bellísima, con un centro histórico maravilloso. Una ciudad que me dio ganas de recorrer más Alemania. ¿Ampliaremos en 2018 la lista de lugares conocidos de este país?

Panorámica del Puente del Verdugo en Nuremberg

En Semana Santa nos fuimos al sur, a Andalucía, a visitar otra ciudad preciosa, Ronda. Entre pueblo blanco y pueblo blanco, también hubo tiempo para recorrer el Caminito del Rey: ¿que si nos gustó? Eso y más.

 

En mayo en cambio, pusimos rumbo al norte. Primero a Cantabria con pueblos bonitos, rica gastronomía, montaña y cuevas.

 

Y después a Navarra: la selva de Irati, el palacio de Olite y las Bardenas Reales nos       encantaron.

 

Empezamos junio con uno de los grandes viajes del año: nuestra semana fantástica en Croacia. Dubrovnik, Split, Plitvice, Krka, Zadar… Se nos quedó corto el tiempo en este país que nos enamoró.

 

En julio nos quedamos en España. Porque teníamos muchas ganas de ver los campos de lavanda en Brihuega: un atardecer morado inolvidable. Y porque después de tantas y tantas escapadas a Asturias ya era hora de que hiciésemos el descenso del río Sella en piragua.

El atardecer es el mejor momento para visitar los campos de lavanda

Y por fin, el viajazo del año y el destinazo con el que soñábamos desde hace tanto: Islandia. Se nos acaban los adjetivos para describir la maravilla de país que descubrimos. Uno de los mejores viajes de nuestra vida. Volvimos a verlas a ellas: las auroras boreales. ¡Y encima estrenamos drone!

Las últimas escapadas del año nos llevaron a pasar un fin de semana en Galicia, en los pueblos de Arousa Norte, descubriendo su historia y su belleza. Y a otro destino largamente deseado: Estocolmo y encima con el espíritu navideño en cada rincón.

 

¿Y cómo terminamos 2017? Pues de viaje, ¡como no! Volviendo a una de nuestras ciudades favoritas del mundo: Granada. Empezando así 2018, ¿cómo no nos va a esperar un gran año? 😉

¡Un gran año viajero! Y la mejor forma de asegurarse de que un viaje empieza y termina bien es contar con un buen seguro: te ofrecemos 5% de descuento contratando con IATI a través de nuestro blog.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

7 Comment on “2017: un año en viajes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: