¿Alguna vez has escuchado a un ciervo macho en celo bramar? Es un fenómeno auditivo único. Sobre todo porque no es solo un ejemplar el que emite ese sonido de manera aislada, sino que son decenas a la vez los que orquestan este bramido coordinado. Es lo que se conoce como la berrea. Tradicionalmente se produce entre mediados de septiembre y mediados de octubre (es un espectáculo con funciones solo en otoño por tanto) y el Parque Nacional de Cabañeros es uno de los mejores lugares para disfrutar de él.

Ciervo macho durante la berrea en el Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Ciervo macho durante la berrea en Cabañeros

Ubicado en Castilla La Mancha, concretamente en los montes de Toledo que se extienden entre las provincias de Toledo y Ciudad Real, Cabañeros ocupa nada más y nada menos que 41.000 hectáreas de superficie. Es sin embargo uno de los Parques Nacionales menos visitados de España. Sus paisajes son eminentemente de bosque mediterráneo con muchas encinas, alcornoques, quejigos y brezos.

Ironías de la vida Cabañeros sí fue muy conocido en un determinado momento de la historia reciente española. En 1982, antes de contar con las figuras de protección natural de las que goza ahora, el Ministerio de Defensa intentó convertirlo en campo de tiro y lugar de maniobras para el ejército. Las movilizaciones social y política de entonces lograron que Castilla-La Mancha lo declarase Parque Natural en 1988, primero, y el Estado lo nombrase Parque Nacional en 1995, después, asegurando así la defensa medioambiental de este territorio.

También es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), prueba de las abundantes especies de aves rapaces que lo sobrevuelan: águilas, cigüeñas, buitres, cernícalos… De hecho aquí encuentras la colonia de buitre negro más importante de toda Europa, junto con el extremeño Parque Nacional de Monfragüe (del que ya te hablamos en este otro post). Es por tanto un destino indicado para los amantes de la ornitología por la gran cantidad de aves que pueden verse.

Primillar, palomar para cernícalos, en el Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Primillar, palomar para cernícalos (un tipo de ave rapaz) en Cabañeros

Otros habitantes mayoritarios de Cabañeros son los jabalíes, los zorros, y, los que nos ocupan en este post, los ciervos. De manera aislada es posible encontrar muflones y corzos (de hecho, aunque no eran el objetivo de nuestra visita, también los vimos).

Los montes de Toledo son las formaciones montañosas más antiguas de la Península Ibérica. Hace 600 millones de años esta zona estaba cubierta por el mar. El ascenso del que fuese el fondo marino y su plegamiento formaron una cordillera montañosa de varios miles de metros de altura. La acción erosiva continuada sobre ellos provocó su progresivo desgaste hasta llegar a la situación actual, en que el mayor pico de esta sierra es el Villuerca con 1.603 metros.

Amanecer en la Raña de Santiago, Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Amanecer en la Raña de Santiago, Cabañeros

Precisamente debido a su origen marino en Cabañeros hay importantes yacimientos paleontológicos con abundantes fósiles de algunos de los  primeros habitantes del planeta, hace 500 millones de años: trilobites, cefalópodos, moluscos, equinodermos, bivalvos… La georuta del Boquerón del Estena parte de la localidad de Navas de Estena, transcurre durante 6,5 kilómetros por los márgenes del río Estena y es la mejor forma de ver estas muestras del pasado terrestre.

Aunque en este post nos centramos en la experiencia concreta de ver la berrea en Cabañeros, este Parque Nacional da para muchas más actividades y recorridos (que experamos comprobar a futuro en primera persona). En este mapa puedes ver su extensión completa, la ubicación de los centros de información, los accesos, los senderos marcados, etc. A este respecto, hay muchas rutas de senderismo: casi todas se pueden realizar por libre, salvo unas pocas que debes ir con guía pero es gratuito del Parque (mucha más información aquí y posibilidad de reservar aquí).

Mapa del Parque Nacional de Cabañeros
Mapa del Parque Nacional de Cabañeros. Fuente: Red de Parques Nacionales de España

Para asistir a la berrea el área de Cabañeros recomendada es la correspondiente en el mapa a la zona de rutas en 4×4. Ésta exclusivamente se puede recorrer en las actividades guiadas que organiza la empresa concesionaria «Visita Cabañeros» (info y reservas en su web). Las salidas en todo terreno permiten recorrer un área más amplia y avistar más fauna, además de contar con las explicaciones y conocimiento del guía.

Visitas guiadas en 4x4 por el Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Visitas guiadas en 4×4 por el Parque Nacional de Cabañeros

Hay 4 posibles itinerarios saliendo de distintos puntos (Casa Palillos, Horcajo de los Montes, Alcoba de los Montes y Retuerta del Bullaque), de 3 horas de duración y con 3 turnos de visitas diarios (amanecer, medio día y atardecer). Los de primera y última hora del día son los mejores, cuando los animales están más activos y hay más oportunidades por tanto de verlos.

Amanecer en la Raña de Santiago, Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Amanecer en Cabañeros

Nosotros realizamos la visita un 9 de octubre desde Casa Palillos a las 8 de la mañana. El precio fue de 30 euros por cabeza, en un grupo de 8 personas en total, y recorrimos la Raña de Santiago. Es una espectacular llanura de entre 7.000 y 8.000 hectáreas, rodeada de sierras y cubiera por herbazales con algún esporádico árbol (encinas, alcornoques y quejigos). Los frutos de estos atraen a los ciervos y la amplitud y apertura de la pradera permiten observarlos perfectamente. Se la conoce como el «Serengueti español» y de verdad que sus paisajes al amanecer pueden teletransportarte perfectamente a África.

Amanecer en la Raña de Santiago, Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Amanecer en la Raña de Santiago, Cabañeros

Durante el tour también se recorre parte de las sierras que rodean la Raña. El cambio de contexto es total, pasando a una zona mucho más boscosa, con más agua, con vegetación frondosa y árboles más grandes. Por último se visita un molino de agua restaurado que sirve como centro didáctico con información sobre la población que vivía en Cabañeros y se realiza un paseo a pie de unos 600 metros alrededor de éste. Al finalizar, en Casa Palillos, puedes ver además el centro de visitantes con una exposición sobre el Parque.

Molino de Agua reconstruido en el Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Molino de Agua reconstruido en el Parque Nacional de Cabañeros

Las fechas exactas de la berrea dependen de las condiciones climáticas: generalmente el descenso de las temperaturas y la llegada de las primeras lluvias en septiembre marcan el inicio de este fenómeno natural. Su razón de ser no puede ser más elemental: los ciervos macho entran en celo y tratan de atraer a las hembras a la vez que ahuyentar a sus rivales. De hecho, la banda sonora de los bramidos va acompañada a veces del crujir y chocar de cornamentas producido por su enfrentamiento. Nadie dijo que fuese fácil reproducirse.

Es literalmente imposible no ver ciervos en la Raña de Santiago: hay censados entre 3.500 y 4.000 ejemplares y durante el recorrido van saliendo a tu paso en todo momento. Aunque se realizan un par de paradas para bajar del 4×4, la mayoría los verás desde el vehículo. Por lo mismo, al aproximarse, los animales salen corriendo siempre, así que lleva prismáticos para observarlos bien.

Ciervos corriendo durante la berrea en el Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Ciervos corriendo durante la berrea en Cabañeros

A pesar de que se realizan estas visitas guiadas durante todo el año, debes tener en cuenta las condiciones meteorológicas propias de cada estación. Con calor los ciervos van en busca de sombra a las frescas sierras y solo van a la llanura para comer al amanecer. En otoño están prácticamente todo el tiempo en la Raña, sesteando bajo los árboles, luego verás más y mejor.

En España hay muchos lugares donde poder disfrutar de la berrea de los ciervos: el Parque Natural de Redes en Asturias; el Parque Nacional de Monfragüe en Extremadura; la Sierra de Cazorla y la Sierra Morena en Jaén (donde vimos linces y te lo contamos aquí); la Sierra de Hornachuelos en Córdoba; el Parque Natural Saja – Besaya en Cantabria, la Montaña Palentina o la Sierra de la Culebra en Zamora (donde es posible ver lobos, como te contamos en este post). ¿Dónde iremos el año que viene?

Cervatillos durante la berrea en el Parque Nacional de Cabañeros, Castilla La Mancha
Cervatillos durante la berrea en el Parque Nacional de Cabañeros

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: