¿Eres viajero? ¿Te apasiona la fotografía? ¿Coleccionas momentos que se hacen inmortales con tu cámara? “Todo cambiará”, dijo Heráclito, “el río que pasa nunca será el mismo otra vez”. Pero él no tenía una cámara: tus fotos no pasan, tus fotos son eternas.

Por eso cuando presencias algo tan único y excepcional como una aurora boreal, quieres congelar ese momento y que permanezca para siempre porque, no nos engañemos, hay fotos que quieres en tu colección, y ésta sin duda la quieres. Tuve la suerte de presenciar este fenómeno varias noches en Tromso (Noruega) y en Islandia y traer de recuerdo estas imágenes. Sin embargo, no es fácil lograrlas (por eso las quieres más), pero sigue estos consejos y, si el tiempo te acompaña, lo conseguirás.

Generalmente la temporada fuerte para ver auroras boreales en el hemisferio Norte es de octubre a marzo

Generalmente la temporada fuerte para ver auroras boreales en el hemisferio Norte es de octubre a marzo, pero nosotras las vimos en Islandia a finales de agosto

¿Qué vas a necesitar?

Tiempo favorable: Mirar el pronóstico meteorológico para más allá de 24 horas no vale de nada. Si vas a contratar un tour para cazar auroras, hazlo para el mismo día, máximo para el día siguiente, y asegúrate de que te van a dejar cambiar la reserva sin pagar más en caso de que el pronóstico sea desfavorable (no todas las compañías lo hacen). Si el destino que has elegido para intentar verlas es Noruega, dos fuentes de información fiables son la web del Instituto Meteorológico Noruego y la app de Norway Lights. Si lo vas a intentar en Islandia, su web oficial de Meteorología tiene un apartado específico para el pronóstico de auroras que lo clava.

Oscuridad: Con actividad solar alta y cielos despejados las auroras se ven desde la misma ciudad, con lo que puedes también fotografiarlas sin salir del perímetro urbano, pero no va a ser lo mismo, no te engañes: escapa, aléjate de la iluminación. O aún mejor, deja que los profesionales te guíen, ellos conocen su tierra y las auroras mejor que nadie, saben donde ir. Nosotros lo hicimos con Arctic Guide Service en Tromso y el resultado fue inmejorable. Aunque otras veces no necesitarás nada y las auroras te sorprenderán en mitad de la noche, como nos ocurrió en Islandia, así que ¡estáte siempre preparado!

Captura de pantalla 2015-01-18 a las 17.09.50

Tromsø de noche desde el teleférico

Actividad solar: Tienes cielo despejado y oscuridad total, pero no ha habido actividad solar… puede pasar y ante ello no hay nada que hacer. Pero para eso existen los científicos y sus mediciones: hay servicios de predicción por días que indican la actividad solar prevista con distintos niveles (siendo 0 el menor). En Tromsø por ejemplo con nivel 1 se ven: elige un destino similar y más opciones tendrás de verlas. En Islandia, como fuimos en verano, ni contábamos con verlas pero hubo actividad nivel 7 una noche y ¡tachán!

Cámara con funciones manuales: En realidad no hace falta una gran cámara, pero sí es fundamental que puedas configurar manualmente el tiempo de exposición, el ISO y la apertura. Hay cámaras compactas con estas opciones. Sin embargo, si puedes, no dejes la réflex en casa.

Objetivo: Dos palabras, amplio y luminoso. Usa el objetivo con mayor ángulo de visión que tengas (angular, gran angular, ojo de pez): cuanto más abierto, más posibilidades de que caiga en tu rango de apertura. ¿Lo perfecto? Un super gran angular fijo: te dará buen ángulo y buena luminosidad.

Las auroras boreales aparecieron dos noches durante nuestro viaje por Islandia

Las auroras boreales aparecieron dos noches durante nuestro viaje por Islandia

Trípode: No soy fan del trípode, he desarrollado mil trucos para fijar la cámara en una posición determinada sin necesidad de uno (al fin y al cabo, trípode es todo aquello que sea lo suficientemente estable como para no producir vibraciones). Pero esta vez no, esta vez necesitas trípode, es fundamental. En Tromso lo alquilé porque no viajó conmigo; en Islandia ya me sabía la lección y me lo llevé de casa.

Tarjetas de memoria: Las auroras no te van a esperar, aparecen y desaparecen; no te van a avisar por dónde van a salir, vas a tener que disparar la cámara, y muchas veces. No te conformes con una tarjeta, lleva dos. Después de todo, no es un equipo que pese, y si luego te falta espacio, te vas a arrepentir.

Batería lista, cargada y con una de reserva: Al igual que las tarjetas, es un “por si acaso”. Vas a disparar en larga exposición y vas a chequear las fotos hechas en la pantalla muchas veces. Ambas cuestiones consumen mucha batería, y no es un momento muy indicado para quedarte sin ella, ve preparado.

consejofotoaurora2

Aurora bailando en el cielo noruego: con pocos segundos se ve mejor el movimiento.

¿Cómo configurar la cámara?

Distancia focal:  Aquí más te vale repasar la distancia hiperfocal . Te dirán que enfoques al infinito, pero no te lo aconsejo: la aurora es una fuente de luz en movimiento, por lo que es difícil que quede completamente enfocada; si a esto le añades un encuadre también borroso, tendrás una foto de la que arrepentirte. Es muy importante que abras el obturador lo máximo posible para captar más luz (lo cual no es habitual en fotografía de paisajes). Piensa muy bien las distancias de los elementos de la composición incluso antes de ver la aurora. Obviamente, tampoco vas a tener un metro para medir, así que quédate con la idea de que cuanto mayor sea la apertura (menor sea el número f) más lejos tendrán que estar los elementos de la composición para que salgan nítidos y menor profundidad de campo tendrás, todo lo referente a la profundidad de campo puedes verlo en este maravilloso blog del que soy habitual . Si visitas nuestro Flickr en cada una de las fotos aparecen los ajustes que utilicé. También puedes consultar en esta web tu modelo de cámara y objetivo para hallar las distancias hiperfocales.

consejofotoaurora1

Composición de aurora con una cabaña sami en Tromso: aquí sacrifiqué apertura por mejorar la composición.

Apertura del diafragma (f): La máxima apertura que puedas, cuanto más abierto el diafragma, más luz y más impresionante te quedará.

Tiempo de Exposición: De 2 a 20 segundos. Vale, esto es complicado… Las auroras no son muy predecibles que digamos. Las hay de poca intensidad, en las que tendrás que poner mucho tiempo de exposición para captarlas. Pero puedes tener la “mala suerte” de que justo cuando estés captando una de ésas, una aurora enorme, como un fogonazo, aparezca en otro lado del cielo, dejándote completamente boquiabierto. En ese caso, tu posibilidad ha pasado, no puedes mover la cámara, así que disfruta con tus ojos de lo que ves y prepárate, porque las auroras grandes suelen venir en oleadas. ¿Qué pasa con las fuertes? Pues que son muy rápidas, si pones mucho tiempo de exposición tendrás una bonita mancha (seguramente verde), perderás los colores que la acompañan y posiblemente no quedará definida. Prueba, ve cambiando el tiempo, dispara mucho… Ensayo y error.

La noche del 31 de agosto al 1 de septiembre las auroras boreales tomaron el cielo de Islandia

Auroras boreales tomando el cielo de Islandia: se aprecian destellos rosas

Retardo de disparo: Si tienes disparador remoto, úsalo. Si no es el caso, con configurar la cámara para que dispare un par de segundos después de apretar el botón, será suficiente: cuanto más vibraciones evites, mejor.

Y por último: disfruta.

Ya estás preparado para conseguirlo: prueba, dispara, disfruta, pero no te olvides de mirar al cielo con tus propios ojos en vez de por del visor, no te pierdas la experiencia. Es muy difícil que logres captar con la cámara todo ese espectáculo de luces en el cielo. De hecho, cuanto más fuertes son las auroras, más difícil es, pero con tus ojos y tu memoria las recordarás para siempre.

Aurora Boreal en Tromso

Aurora Fuerte, incluso con luna llena la aurora era mucho más luminosa, lamentablemente la foto no le hizo justicia.

Anuncios

6 Comment on “Tips para fotografiar auroras boreales

  1. Pingback: A la caza de las auroras boreales en Tromso | Vagamundos

  2. Pingback: 7 Imprescindibles en tu bolsa para fotografía de viaje | Vagamundos

  3. Pingback: Sueños viajeros: cumplidos y por cumplir | Vagamundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: