Lo malo de tener todos vacaciones a la vez es que los precios de los vuelos se disparan. Puentes, Navidades y Semanas Santas de todos los años vemos cómo los billetes de avión están por las nubes. Si no has sido suficientemente previsor puede que ahora mismo estés en esta situación. ¡Pero siempre hay alternativas! ¿Qué tal un road trip? Te contamos el que hicimos el año pasado, precisamente el puente del 1 de Mayo, por Extremadura y, una vez más, nuestro querido Portugal.

Salimos de Madrid en coche temprano por la mañana, con bien de sol, rumbo a Mérida. Allí dimos un paseo por el Imperio Romano a través del Teatro, el Anfiteatro, el Circo y el Templo de Diana, para continuar hasta la Plaza de España, donde nos comimos un bocadillo de jamón extremeño del bueno que compramos en una tienda cercana, ¡no puede haber mejor comida!

Teatro de Mérida

Teatro de Mérida

De vuelta a la carretera, llegamos a Évora. Nos habían recomendado mucho esta ciudad portuguesa y no nos defraudó en absoluto. Pasamos allí dos noches en un hotel estupendo, en el centro histórico protegido por las murallas de la ciudad, construido en una antigua plaza de toros (ya probamos esta cadena hotelera en Oporto y nos reafirmamos en su conveniencia).

En Évora puedes hacer un recorrido por la historia de Europa caminando por sus calles. Será por eso que ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El epicentro de la ciudad, ya desde el medievo, donde empiezan y terminan todas las ruas, es la plaza de Giraldo, un enorme espacio rectangular, jalonado de tiendas, restaurantes y bares con terrazas. Sus edificios no son especialmente significativos, sólo llama la atención si acaso la fuente que hay en uno de los extremos, pero lo compensa la actividad y el bullicio de la gente cruzándola en una y otra dirección. En torno a ella encontrarás muchos restaurantes donde disfrutar de la gastronomía portuguesa (¡buena, bonita y barata!).

Plaza de Giraldo en Évora, Portugal

Plaza de Giraldo en Évora, Portugal

Desde la misma plaza, subiendo por la comercial Rua 5 de Outubro (atención a las tiendas artesanales que venden todo tipo de productos hechos de corcho) se llega a la Catedral (o Sé), inspirada en los edificios catedralicios franceses (o en los castillos de los típicos cuentos infantiles, según se mire). Es posible acceder a sus tejados desde donde merece la pena contemplar toda la ciudad y los alrededores. Y justo junto a la Catedral de, nada menos, el siglo XII, encontrarás un monumento aún más antiguo: el Templo de Diana, del siglo II, admirable por sus columnas y capiteles, y sobre todo, por su buen estado de conservación.

Templo de Diana, del siglo II, en Évora

Templo de Diana, del siglo II, en Évora

Alejándote un poco más llegas hasta las murallas que rodean perfectamente el centro histórico: una cerca que integra las sucesivas construcciones romanas, musulmanas y portuguesas y que aún conserva en muchos puntos las puertas de acceso al núcleo intramuros. De vuelta al interior de la ciudad, puedes recorrer sus calles y plazas y ver sus muchas iglesias, pero la que no te puedes perder es la de San Francisco, junto a la Iglesia de Gracia (también digna de visitar) y, sobre todo, su célebre Capilla de Huesos (uno de esos lugares difíciles de creer que existen). Es una estancia construida con más de 5.000 calaveras y huesos humanos recopilados por los monjes franciscanos, que querían así evocar una reflexión sobre la muerte y la vida efímera. Por si fuera poco, se accede a la capilla por una puerta con esta inscripción (tan tranquilizadora): “Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos”. Por razones obvias, ¡no te la pierdas!

Capilla de huesos en Évora

Capilla de huesos en Évora

Dejamos atrás Évora y decidimos ver con nuestros propios ojos el punto más occidental de Europa: el Cabo de Roca. Es una atracción turística muy visitada, pero el espacio para moverse es amplio, con varios miradores y senderos vallados, con lo que no tendrás ninguna sensación de agobio. Eso sí, prepárate para el viento: sus 140 metros de acantilado sobre el mar ¡se notan!

Faro del Cabo de Roca, en Portugal

Faro del Cabo de Roca, en Portugal

Otro ratito más de coche y llegamos a Estoril, la Riviera Portuguesa, conocida principalmente por su casino y sus playas. Visitamos ambos (el casino más a modo anecdótico) y sin lugar a dudas, nos quedamos con las playas. Además, ¡el buen tiempo acompañó! Estoril deja ver su fama de retiro vacacional de monarcas y aristócratas en sus construcciones y en su playa de Tamariz, situada al final de los jardines del Casino y rodeada de restaurantes y terrazas. Aquí comienza un paseo peatonal, el “Paredao” (rompeolas), que en poco menos de 3 kilómetros de agradable caminata lleva hasta Cascais.

Playa de Estoril

Playa de Estoril

El paseo transcurre en paralelo al mar y a las vías del tren (que llega hasta Lisboa) y está salpicado de bares, terrazas, piscinas naturales, bancos… Si ya se disfruta el paseo, ¡la meta es inmejorable! Cascais es una preciosa villa portuguesa con bellos jardines, edificios señoriales y bonitas playas: una ciudad de vacaciones, bien conservada y sin excesos urbanísticos (de las que ya casi no quedan). Desde Estoril también es muy fácil llegar a Lisboa o Sintra, que son otros destinos populares en Portugal (y de los que te hablaremos también en el blog, pero no en este viaje aún).

Emprendimos el camino de vuelta a Madrid, pero antes, parada técnica para dormir y pasar el día en Badajoz viendo sobre todo los vestigios de su pasado árabe: la Alcazaba, las Casas Mudéjares y la Plaza Alta. Nos sorprendió la vida nocturna de la ciudad, con bares tan dispares como el Rincón Nazarí, para tomarte una capa en un patio árabe, o República Pop, para bailar.

¡Un road trip muy completo nos quedó! Cultura, playa, naturaleza, gastronomía y vida nocturna. ¿Se puede pedir más?

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

6 Comment on “Road trip extremeño-portugués: Mérida, Évora, Estoril y Badajoz

  1. Pingback: 2014 Review: Repaso a nuestros viajes | Vagamundos

  2. Pingback: Nuestros hoteles favoritos por el mundo | Vagamundos

  3. Pingback: Road trip extremeño-portugués: Mérida, Évora, Estoril y Badajoz i am travel blogger

  4. Pingback: 10 recomendaciones (muy personales) para Lisboa | Vagamundos

  5. Pingback: Guía de viaje: Oporto en 48 horas | Vagamundos

  6. Pingback: 2015 Review: Repaso a nuestros viajes | Vagamundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: