Qatar Airways es la aerolínea con la que más veces hemos volado: concretamente en nuestros viajes a Sri Lanka, Bután y Namibia. Todos los vuelos incluían siempre escala en el aeropuerto internacional de Doha y hemos vivido todo tipo de anécdotas: desde dormir en sus salas de descanso hasta pegarnos la gran carrera para no perder la conexión. Pero, ¿sabías que si tienes una escala larga puedes disfrutar de un tour (casi) gratuito por la ciudad de Doha?

Aunque es cierto que las instalaciones del aeropuerto catarí de Hamad son espectaculares (y darse un paseo por las lujosas tiendas te dejará bastante ojiplático), si dispones de un mínimo de 6 horas en tránsito puedes tener un primer y breve contacto con la capital.

View this post on Instagram

Doha #airport #amorylujo #viajes

A post shared by Vagamundos Viajeros Blog Viaje (@vagamundos.viajeros) on

Los ciudadanos españoles disponemos de visado gratis durante 180 días en Qatar (en un solo viaje o en varios), presentando simplemente el pasaporte, con lo que no hay que hacer ningún trámite. Para otras nacionalidades, consulta condiciones en la web de Qatar Airways.

El tour a la ciudad de Doha tiene una duración aproximada de 3 horas y un coste de 9 euros por persona (no es totalmente gratis pero desde luego es un precio razonable). No es cancelable ni te devuelven dicho importe una vez efectiva la reserva. Cuenta con varios horarios programados diarios y puedes reservar online hasta 48 horas antes de la fecha de llegada al aeropuerto. Lo más razonable es cuadrar el horario de la visita al menos 2 horas después de la llegada prevista de tu vuelo y debes presentarte una hora antes del horario de inicio del tour en el Mostrador de Información de Tours de Qatar, junto a la puerta A4.

Además de la visita a Doha, existen muchas otras actividades disponibles para los pasajeros en tránsito como puedes ver en la web oficial catarí. El acceso a las mismas depende del tiempo de escala y todas tienen un coste extra. Junto con éstas, Qatar Airways dispone de ofertas especiales de alojamiento para viajeros durante su escala: revisa los requisitos que solicitan para comprobar si puedes acceder a ellas.

Los trámites para salir del aeropuerto y pasar a la ciudad son casi nulos: simplemente debes enseñar el pasaporte en un control que atraviesas con el personal de Qatar Airways que organiza el tour. La excursión se realiza en autobús con aire acondicionado (a Dios gracias), te regalan una botella de agua (muy de agradecer también) y vas con un guía que, en inglés, va explicando las condiciones del tour, las distintas paradas y ciertos datos sobre Qatar.

Mezquita en la ciudad de Katara, Doha
Mezquita en la ciudad de Katara, Doha

Se tardan unos 15 o 20 minutos en llegar a la ciudad y se realizan 4 paradas en total: las 3 primeras son muy cortas, de unos 10 – 15 minutos, y la última se prolonga durante una media hora. Aunque sobre el papel pueda parecer demasiado poco, el calor es tan sofocante que resulta complicado realmente resistir fuera del bus y su aire acondicionado mucho más tiempo. ¡Y eso que nosotros empezamos a las 8 de la mañana! No quiero pensar cómo puede ser a medio día… Al final ves más de la ciudad desde tu asiento dentro del autobús que a pie de calle.

Qatar es un pequeño país ubicado en la Península Arábiga pero conocido a nivel mundial por su gran importancia económica, procedente principalmente de las industrias de gas y petróleo. Esto es perfectamente visible en su capital, sede de las mayores empresas energéticas, repleta de rascacielos y edificios lujosos y con 2 millones de habitantes de los que la gran mayoría son extranjeros que han llegado a Doha buscando trabajo. Su clima es desértico, con temperaturas cálidas agravadas por la alta humedad (damos fe: un 15 de septiembre a las 8 de la mañana el calor era casi insoportable para nosotros). Qatar es un Estado oficialmente islámico y regido por una monarquía absoluta. Muchas ONGs denuncian que el estado de los derechos humanos allí es preocupante, especialmente en lo que respecta a las condiciones laborales de sus trabajadores extranjeros.

Fotos del Emir de Qatar en los rascacielos del distrito financiero de Doha
Fotos del Emir de Qatar en los rascacielos del distrito financiero de Doha

La primera parada es el Puerto de Doha, con la famosa vista del muelle en primer término y el skyline de enormes rascacielos al fondo. También se puede observar desde fuera el cercano Museo de Arte Islámico, un impresionante edificio inspirado en la Mezquita de Ibn Tulun de El Cairo.

A continuación el bus recorre el paseo marítimo de Doha (el llamado Corniche, de 7 kilómetros de extensión) hasta la ciudad cultural de Katara donde efectúa la segunda parada. Construida siguiendo los principios de la arquitectura tradicional catarí, acoge la sede de muchas sociedades importantes, varios museos, una llamativa Mezquita, una playa, espacios verdes, un anfiteatro… Es la simbolización del deseo de Doha de convertirse en un foco cultural de Oriente Medio.

La ciudad cultural de Katara en Doha
La ciudad cultural de Katara en Doha

Tras atravesar el distrito financiero entre rascacielos, llegamos a la tercera parada: The Pearl. Se trata de un archipiélago artificial, aún en construcción, pensado para acoger viviendas y centros comerciales de lujo. Cuando finalice el proyecto habrá 13 islas. Ya se puede visitar una primera, Porto Arabia, con varias residencias, un centro comercial y un puerto donde alucinar con los yates y barcos que se gastan. El nombre The Pearl es un homenaje al pasado de esta zona, donde se buscaban perlas: de hecho, antes de la explotación petrolífera, Qatar era una de los principales países comerciantes con perlas del mundo.

Por último, el mercado tradicional Souq Waqif con sus tiendas, puestos artesanales y bares, que irremediablemente nos recordaba a Marrakech. Es la parada más extensa, entendemos que para dejarte tiempo para compras, aunque en nuestro caso era demasiado temprano y el zoco apenas estaba empezando a abrir, casi vacío. Aún así, disfrutamos del paseo por sus calles, con menos calor que en los puntos anteriores del tour, y de la arquitectura tradicional y sencilla.

Paseando por las tiendas del zoco Souq Waqif en Doha
Paseando por las tiendas del zoco Souq Waqif en Doha

Además pudimos acercarnos a ver el exterior del Fuerte Al Koot, antigua fortaleza militar construida en el siglo XIX, hoy reconvertida en museo. De regreso al autobús, nos condujeron al aeropuerto y volvimos a pasar un mínimo control de pasaporte para volver al área de embarque .

El tour es breve y apenas aporta unas pinceladas de conocimiento muy superficial sobre Doha, pero desde luego merece la pena si tienes una escala larga, como era nuestro caso.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: