El viaje de estas Navidades nos llevó a tres grandes destinos: Amsterdam, Oslo y Tromso. Pero vamos a empezar la serie de posts sobre esta aventura por el final. ¿Por qué? Porque la razón última y principal del viaje era ver auroras boreales (eso sí, aprovechando el camino hasta ese final con grandes momentos y lugares). ¡Y el objetivo se cumplió al cien por cien! 

Tromso está considerada como “la capital del Ártico” porque es la ciudad más poblada dentro del Círculo Polar Ártico: con unos 66.000 habitantes es de hecho la octava mayor población de Noruega (un país con tan sólo alrededor de 5 millones de habitantes). Aunque el municipio en sí es pequeño, Tromso abarca también otros distritos fuera de la ciudad y su territorio comprende varias islas, además de la principal donde está situado (Tromsoya).

Vista de Tromso desde el teleférico de Fjellheisen

Vista de Tromso desde el teleférico de Fjellheisen

Debido a su proximidad al Polo, cuenta con los dos fenómenos climatológicos más característicos de estas latitudes tan septentrionales: del 21 de noviembre al 21 de enero viven en una permanente noche polar y del 20 de mayo al 22 de julio pasan por justamente lo contrario con 24 horas de luz diarias (el sol de medianoche). Nosotros estuvimos en Tromso del 1 al 6 de enero, con lo que pudimos comprobar cómo es la vida sin sol: de 10 de la mañana a 2 del mediodía el cielo se aclara (si está despejado) y hay una luz  similar a la del atardecer (o la “hora azul” que llaman los fotógrafos). Son las únicas horas diarias con un poco de claridad, pero el efecto global es efectivamente que vives permanentemente de noche.

Por contra, pese a lo que inicialmente pudiese pensarse al estar dentro del Círculo Polar, el clima en Tromso es bastante agradable, debido a una corriente cálida que llega del golfo de México. En enero la temperatura media es -4º (la misma que en Oslo, por ejemplo, que está situada mucho más al Sur).

Todas estas condiciones hacen que Tromso sea uno de los principales puntos de observación de auroras boreales. Aunque pueden verse de septiembre a marzo, los meses invernales son siempre los más propicios por haber más horas de oscuridad, sobre todo de 8 de la tarde a 1 de la madrugada. No obstante, en realidad, incluso en verano con suerte puedes llegar a verlas, como nos ocurrió en Islandia.

Pero, ¿qué es exactamente una aurora boreal? Este vídeo que proyectaban en varios museos de Tromso lo explica a la perfección:

En resumen, para ver auroras boreales necesitamos: 1) Tormentas solares, 2) Oscuridad y 3) Cielos despejados. De estos ingredientes, el más difícil de conseguir es el tercero. Por ello, pese a ir al lugar recomendado en la época del año adecuada, nadie te garantiza que llegues a ver auroras. Y los pronósticos no son fiables más allá de las 24 horas. En este sentido, dos fuentes de información fiables que te ayudarán son la web del Instituto Meteorológico Noruego y la app de Norway Lights.

Cuando la actividad solar es alta, desde el propio Tromso es posible ver auroras (de hecho, nosotros así las vimos dos noches). Lo mejor en este caso es alejarse del centro de la ciudad y su iluminación para observarlas en su plenitud: en este mapa que proporcionan en la Oficina de Turismo se indican las ubicaciones más aconsejables y la forma de acceder a ellas, como el lago Prestvannet o la montaña de Storsteinen (se llega con el teleférico local).

Mapa de Tromso con lugares indicados para ver auroras boreales

Mapa de Tromso con lugares indicados para ver auroras

No obstante, si quieres aumentar tus posibilidades de disfrutar de este fenómeno, deberías contratar alguna de las muchas excursiones para ver auroras que se ofertan en Tromso (en la Oficina de Turismo te informan y se pueden contratar). Básicamente podemos hablar de 2 grandes grupos de actividades: las que se realizan durante la noche en lugares apartados y, por tanto, con opciones a ver las auroras si aparecen allí (trineos tirados por perros, paseos en barco, motos de nieve, estancias en campamentos sami, etc) y las que tienen como objetivo único “cazar” este fenómeno desplazándose a distintas ubicaciones. Si lo que buscas es ver auroras a toda costa, contrata un tour de este tipo. ¿Por qué? Porque conocen los mejores lugares para avistar auroras, tienen experiencia pues cada noche salen en su búsqueda y están en contacto constante con el servicio meteorológico para ir variando la ruta en función de los pronósticos e informaciones que reciben.

Si te decides por esta opción, puedes elegir entre salidas en un gran grupo en autobús y tours más personalizados con pocos participantes. Los segundos son un poco más caros que los primeros pero, por lo que nos explicaron, se mueven por áreas similares y las posibilidades de ver auroras son prácticamente las mismas. Por eso y porque dio la casualidad de que conocimos a un español que trabajaba de guía en una de las empresas que realizan salidas con grupos numerosos, nos decidimos por Arctic Guide Service.

A partir de las 2 de la tarde puedes pasarte por su oficina (muy próxima a la de Turismo) y reservar tu sitio para el autobús que sale ese mismo día, por unos 100 euros. La excursión comienza a las 6.30 de la tarde y se regresa a la 1.30 de la madrugada. Si a la hora de la salida el pronóstico es desfavorable y no hay apenas opción de ver auroras, te avisan para que elijas arriesgarte o cambiar la reserva para otro día con más posibilidades (son muy sinceros en ese sentido). Cada noche hacen 3 paradas en 3 ubicaciones distintas que van eligiendo en función de la información meteorológica de que disponen. Es habitual, por ejemplo, que se dirijan a las islas de Sommaroya y Kvaloya.

Son lugares apartados y es de noche, así que abrígate bien porque vas a pasar mucho frío (nadie dijo que ver auroras fuese fácil). En la segunda parada reparten chocolate caliente y cookies para entonar el cuerpo un poco. Durante el trayecto en autobús los guías dan una explicación general sobre Tromso y las auroras, así como consejos para fotografiarlas. Muy importante: si quieres conseguir buenas imágenes y no has llevado en tu equipaje un trípode, puedes alquilares uno por unos 12 euros. Y como extra final, los guías nos hacen fotos a todos los que participamos en la excursión y, si hay suerte, con el telón de fondo de las auroras.

En nuestra noche hubo mucha suerte y disfrutamos de todo un espectáculo. En todas las paradas vimos auroras, con mayor o menor intensidad, pero en la última vimos una auténtica explosión de luz y color en el cielo que te dejaba sin palabras. Aunque las fotos no le hacen justicia, aquí puedes ver una aproximación de lo que presenciamos.

Aurora Boreal en Tromso

Aurora Boreal en Tromso

Siempre habíamos soñado con ver auroras boreales pero la verdad es que no nos esperábamos que fuese así de espectacular. Merece la pena cada segundo que estás mirando al cielo extasiado. Así que si tú también quieres convertirte en cazador de auroras (aunque sea sólo por un par de noches), esperamos que nuestros consejos te ayuden ¡y lo disfrutes tanto como nosotros!

Y si te animas a seguir nuestros pasos e intentarlo también en Tromso, te damos la guía para viajar hasta allí, consejos para sacar las mejores fotos de las auroras y recomendaciones para disfrutar de otras actividades y aspectos de la ciudad.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

16 Comment on “A la caza de las auroras boreales en Tromso

  1. Pingback: Guía de viaje de Tromso: cómo no arruinarse en el intento | Vagamundos

  2. Pingback: Tips para fotografiar auroras boreales | Vagamundos

  3. Pingback: Más allá de las auroras boreales en Tromso | Vagamundos

  4. Pingback: A la caza de auroras boreales en Tromso i am travel blogger

  5. Pingback: Sueños viajeros: cumplidos y por cumplir | Vagamundos

  6. Pingback: “Aldea Global”: las fotos de nuestros viajes, en el aeropuerto | Vagamundos Viajeros

  7. Pingback: ¿Somos auténticos aventureros? | Vagamundos Viajeros

  8. Pingback: Próximo destino: Islandia | Vagamundos Viajeros

  9. Pingback: Islandia, nuestro país de la suerte | Vagamundos Viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: