Moverse por Italia, en general, no es un reto demasiado complicado. Otra cosa es conseguir recorrerla de Norte a Sur sin un presupuesto infinito y con un tiempo limitado: para eso hay que estrujarse las meninges, cuadrar tiempos, decidir el itinerario y tener las mejores opciones posibles. Tuvimos la facilidad de conocer el terreno antes de embarcarnos; para los que no, este post os puede servir de guía.

Perugia

Perugia, punto intermedio de nuestro viaje

Primero, como no, los vuelos. Al ser un país ultra turístico es muy fácil encontrar destinos con aerolíneas low cost. En nuestro caso nos decantamos por Bérgamo (cerca de Milán), que es uno de los aeropuertos italianos con más volumen en compañías de bajo coste (aquí, el listado de los aeropuertos low-cost en Italia).

¿Para el resto del camino? Opciones muy variadas: tren, coche, y ferry. La primera que nos vino a la cabeza a los que vivimos allí fue el tren. El tren en Italia funciona bien, es barato, y las reservas no siempre son necesarias con anterioridad, por una característica que en los trenes españoles no existe: tú compras el billete, lo del asiento ya… bueno, si encuentras sitio te sientas (o si lo tienes asignado porque has pagado más). Si no, siempre puedes buscar hueco en las escaleras (todo esto suena peor de lo que es, sobre todo por su gran ventaja de ser más flexible para viajes así). Lamentablemente no se ajustaba a nuestro timing, por lo que no pudo ser el elemento principal. Lo reservamos para la parte de Sicilia (4€ el trayecto desde Catania hasta Taormina).

Conduciendo por la Casta Amalfitana

Conduciendo por la Costa Amalfitana

Para el el grueso del viaje necesitábamos libertad de movimiento y de horas. Además, hay que dejarlo claro: Italia merece recorrerla en coche. La cantidad de pueblos, paisajes, playas, montañas, viñedos y mil otros detalles que lo componen se prestan a subir al coche, bajar las ventanillas, poner Franco Batiato y  dejarte embaucar por la danza de paisajes que vas a descubrir, así que a por ello fuimos. Eso sí, la oportunidad y el peligro suelen ir unidos, por lo que avisados estáis: los cargos no reconocidos en coches de alquiler son un práctica habitual, basta navegar un poco en foros para darte cuenta de los peligros. Por tanto, nuestros consejos:

  • Revisa bien el coche al recogerlo, apunta hasta el más mínimo desperfecto, fotografíalo incluso, y si no está en el parte de recogida ya apuntado, no te vayas sin que lo apunten, cueste lo que cueste: en nuestro caso media hora de discusión con un encargado cubano, que no recordaba que su idioma materno es el castellano hasta ver que también discutíamos en italiano (y ya finalmente los apuntó).
  • Usa un intermediario: existen muchos que usan compañías de alquiler diferentes. A parte de poder contrastar precios, tienen una importante ventaja: su seguro cubre posibles discrepancias entre vosotros y la compañía arrendadora. Lo que te salva del anterior punto en caso de trámites infinitos desde tu país de vuelta. Nosotros elegimos rentalcars.
  • Cuidado con los precios excesivamente bajos, si optas por ellos la probabilidad de que el negocio aparezca por otra parte sube exponencialmente, así que me remito al segundo punto. Usa un intermediario y comprueba los precios medios.
Llegada a Catania desde el Ferry

Llegada a Catania desde el Ferry

Para pasar de la península a Sicilia decidimos dejar el coche en Nápoles y coger el ferry nocturno (todas las opciones y precios de ferrys desde Milán aquí). Te preguntarás ¿por qué si es tan maravilloso ir en coche cogieron un ferry? Una razón fue el dinero: era más barato dejar el coche que seguir con él y el ahorro de la noche de hotel vino bien. Otra razón, ver el paso por el estrecho de Mesina desde el barco. Una tercera, que también hay que decirlo, porque las carreteras van empeorando cuanto más al sur te encuentras de Italia. Y no menos importante, porque para esta etapa del viaje éramos ya más de ocho personas, con lo que habríamos tenido que alquilar un tercer coche con el consiguiente incremento del presupuesto (¿hemos hablado ya de que este viaje era low cost?). Como último consejo: si entras de los primeros en el ferry puedes encontrar mejor asiento que la butaca, pero tendrás que ser rápido, hay auténticos profesionales.

Recuerda que en otro post ya hablamos de los alojamientos y del itinerario. ¿Estás ya preparando tu viaje para Italia este verano? ¡Esperamos que este post te sea útil para ello!

Anuncios

2 Comment on “Il Viaggio: road trip low cost de Norte a Sur de Italia (Parte II. Transporte)

  1. Pingback: Il Viaggio: road trip low cost de Norte a Sur de Italia (Parte I. Itinerario) | Vagamundos

  2. Pingback: Recorriendo la Toscana | Vagamundos Viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: