Este viaje empezó por el final. Es decir, nuestro principal objetivo era conocer el salar de Uyuni, un lugar casi mágico, un desierto de sal único en el mundo que llevaba mucho tiempo en nuestra lista de destinos deseados. Inicialmente por tanto pensamos en organizar una ruta por Bolivia que finalizase en Uyuni. Sabíamos que al salar sólo es posible acceder en tours organizados y no puedes ir por libre, así que buscamos información sobre las empresas, itinerarios, costes, etc. Y así descubrimos la opción de llegar al salar desde San Pedro de Atacama, en Chile, recorriendo además la reserva bolivariana de Eduardo Avaroa. ¡Ideaca! ¡Conocer en un mismo viaje el desierto de Atacama y el salar de Uyuni! 

Cómo llegar

Volamos desde Madrid hasta Calama, el aeropuerto más cercano a San Pedro de Atacama. Desde España no hay vuelos directos, tienes que pasar obligatoriamente por el aeropuerto de la capital chilena, Santiago. Con LAN/TAM la conexión es buena, pues entre un vuelo y otro apenas hay 2 horas de escala. Eso sí: en el trayecto de ida, al llegar a Santiago, tendrás que recoger tu equipaje facturado, pasar un control de maletas (son muy estrictos en revisar qué productos se introducen en el país), salir a los mostradores de check-in, volver a facturar el equipaje, y pasar de nuevo el control de embarque para acceder a tu vuelo hacia Calama. Con 2 horas es tiempo suficiente, pero debes ser consciente de este proceso: en Barajas nos dijeron que nuestras maletas facturadas irían directamente a Atacama pero en Santiago les contradijeron, y todos los pasajeros, incluso en conexión con otros vuelos internos, debimos recoger el equipaje y refacturarlo.

Por la carretera que une el aeropuerto de Calama con San Pedro, disfrutando ya del paisaje desértico

Por la carretera que une el aeropuerto de Calama con San Pedro, disfrutando ya del paisaje desértico

Del aeropuerto de Calama a San Pedro hay una hora en coche. Muchas empresas que ofertan tours y excursiones también tienen servicios de mini buses que realizan este trayecto. Como íbamos con los días contados a este viaje y queríamos aprovecharlo al máximo, organizamos previamente a través de Internet todas las actividades, transfers incluidos, con la misma agencia. Nuestros traslados los realizó la empresa Licancabur y también puedes contratarlos directamente con ellos. De hecho, cuando llegues al aeropuerto verás mútiples mostradores que ofertan el servicio de transfer por un precio medio de unos 12.000 pesos chilenos por persona, con lo que puedes adquirirlo en ese momento. Otra opción, más económica pero que te demorará algo más, es coger un taxi hasta la estación de bus de Calama y desde allí coger un autobús hacia San Pedro, salen cada 2 horas.

Contratación de excursiones

Tanto para visitar el desierto de Atacama y todo lo que le rodea como para conocer Uyuni, debes contactar con alguna agencia de viajes local y sumarte a las actividades que organizan diariamente. Visitar todos estos sitios por libre es prácticamente imposible. En algunos casos, como la Reserva Eduardo Avaroa, porque sólo se puede entrar con coche con un permiso específico; en otros, simplemente por la dificultad de las carreteras y accesos que harían tu conducción una pesadilla. Dado lo ajustado de tiempo con que viajábamos, preferimos organizar todos los tours con la misma empresa, contratando por Internet. Lo hicimos con Shijusa Travel, que es partner de Sol Andino, y el servicio y la atención fueron de lo más correctos. Una vez en San Pedro pasamos varias veces por su oficina para hablar de las excursiones, horarios, etc. y nos dieron muchos y valiosos consejos.

No obstante, nuestra sensación es que consultando presencialmente allí y comparando los diferentes touroperadores, puedes lograr rebajas. Te llevará más tiempo de paseo de una agencia a otra, pero si no vas con el tiempo ajustado, puede merecer la pena. En torno a la calle Caracoles en San Pedro verás que las oficinas de viajes se suceden sin parar. Por nuestra experiencia, todas son bastante similares en cuanto a la calidad del servicio. De hecho, en muchas actividades íbamos en el mismo grupo personas que habíamos contratado con distintas agencias (e incluso que habíamos pagado distintas tarifas) y en definitiva la excursión, la furgoneta, el chófer… eran los mismos para todos.

Sea como sea, en nuestro período de consulta inicial, encontramos que los touroperadores de San Pedro eran en general más confiables que los de Uyuni, donde era más difícil encontrar críticas unánimes de una misma agencia. De ahí también que nos decantásemos por empezar nuestro itinerario en Chile. Además, y no es una consideración despreciable, San Pedro es mucho más bonito y entretenido que Uyuni, con mucha más vida en las calles, restaurantes y bares de toda clase, gente joven por todos lados… Así que otro argumento a favor de tomarlo como punto de partida del viaje, incluso si tu objetivo principal es conocer el famoso salar.

Ambiente divertido en las calles de San Pedro de Atacama, con muchos bares, restaurantes, gente...

Ambiente divertido en las calles de San Pedro de Atacama, con muchos bares, restaurantes, gente…

Las excursiones en torno a Atacama, pese a algún madrugón y un poco de frío, son muy agradables. Básicamente se reparten en 2 turnos. Las de mañana comienzan bien temprano, entre las 4.30 y las 7, suelen terminar hacia las 12-1 y la furgoneta pasa a recogerte por el hostal. Las de la tarde comienzan a las 4, debes ir tú al punto de encuentro que te indiquen y finalizan tras el atardecer (tipo 8 o 9). Siempre va incluido un pequeño snack (bebida y algún aperitivo) que se agradece. Ojo, no significa que para cada tour puedas elegir hacerlo en horario de mañana o de tarde. De hecho, generalmente es al revés: hay excursiones sólo de mañana y actividades exclusivas de tarde. En un paseo breve por las calles llenas de carteles de ofertas de las agencias, o por algunas de sus webs, podrás darte cuenta de los horarios más habituales para cada salida.

El viaje a Bolivia en cambio es más duro. En primer lugar por la altitud: llegas a estar a 5.000 metros y a dormir a 4.300 en medio de la reserva Eduardo Avaroa. Hay que moverse con lentitud, comer ligero, beber mucha agua y recurrir a las infusiones de hoja de coca. Pese a estas precacuiones, no es extraño sufrir un pequeño mal del altura con dolor de cabeza, mareo, sudores e incluso vómitos. Si te sucede, no te asustes, que bebiendo agua y con un mate de coca terminará pasando. Además son muchas horas en coche y las carreteras no son precisamente autopistas. Por las mañanas y noches se pasa mucho frío y durante el día el sol aprieta: es decir, no te olvides el protector solar, pero tampoco el abrigo. Te aseguramos que los paisajes que verás y los lugares donde estarás te lo compensarán todo, pero más vale ser consciente de lo que supone.

En medio del salar de Uyuni, imposible orientarse, sólo apto para los conductores con experiencia

En medio del salar de Uyuni, imposible orientarse, sólo apto para los conductores con experiencia

¿Cuántos días necesitas?

Menos de una semana no creemos que compense, sobre todo porque ya te llevará casi 24 horas llegar desde España y otro día para volver. También depende de cuántos lugares quieras conocer y en qué grado de profundidad tengas interés por estos paisajes. Por ejemplo, como ya íbamos al salar de Uyuni, prescindimos de las excursión al salar de Tara; o como en Bolivia ya veríamos muchas lagunas, obviamos el tour desde San Pedro a las lagunas altiplánicas. Claro que puede que tú tengas días suficientes y quieras verlo todo (y un presupuesto mayor también, evidentemente), ¡suertudo!

Recorriendo la Reserva Eduardo Avaroa, en Bolivia

Recorriendo la Reserva Eduardo Avaroa, en Bolivia

En definitiva, así quedó nuestro programa:

Día 1. Por la mañana, visita gratuita al observatorio ALMA (está fuera de las ofertas de las agencias y ya te explicaremos en próximos posts con mayor detalle en qué consiste); por la tarde, excursión a las lagunas del salar de Atacama (Cejar, Tebinquinche y Ojos del salar).

Día 2. Por la mañana, geysers del Tatio; por la tarde, Valle de la Luna.

Día 3. Reserva Nacional Eduardo Avaroa en Bolivia.

Día 4. Lagunas Altiplánicas de Bolivia y atardecer en el salar de Uyuni

Día 5. Salar de Uyuni (isla del pescado, hotel de sal, cementerio de trenes, etc)

Día 6. Regreso a San Pedro de Atacama en la mañana; por la noche, tour astronómico de ver estrellas.

¿Se nos hizo corto? Siempre. ¿Habríamos hecho alguna otra salida? Probablemente. Pero con esta selección, pudimos ver los principales paisajes característicos de estas regiones.

Cambio de moneda

Otro tema obligatorio en estos viajes es conseguir moneda local: 1 euro equivale aproximadamente a 750 pesos chilenos. Generalmente no nos gusta cambiar divisas y simplemente sacamos dinero de los cajeros una vez llegamos a nuestro país de destino, o pagamos con tarjeta de crédito la mayor parte del tiempo (en Copenhague por ejemplo apenas tocamos dinero físico). Sin embargo esto no es recomendable para Chile. En los cajeros hay un límite máximo de 200.000 pesos por extracción, lo que significa que tendrás que sacar múltiples veces y pagar la comisión correspondiente cada vez (2 euros). Y en San Pedro casi todo se tiene que pagar en metálico: no solo muchos hostales y restaurantes, sino también las entradas a parques y actividades. En todas las excursiones pagas a la agencia el transporte y el guía, pero las entradas nunca están incluidas y deberás abonarlas en la moneda local al acceder. Así que te recomendamos que llegues con tus pesos ya cambiados.

Si, además, como nosotros desde Atacama decides ir a Bolivia también tendrás que cambiar a pesos bolivianos para pagar las correspondientes entradas a parques, alguna bebida o el acceso a los baños. Sí, en Uyuni y la reserva Eduardo Avaroa no hay aseos públicos y debes abonar de 1 a 6 pesos según el caso por su uso (tenlo en cuenta cuando calcules cuánto dinero necesitarás). Lo más aconsejable es que consigas los bolivianos en Santiago de Chile, donde puedes obtener mejor cambio (entre 100 y 110 pesos chilenos por boliviano). Si como nosotros te plantas en San Pedro sin ellos, la mejor agencia es Gambarte, en la calle Toconao: a 120 pesos por boliviano, frente a 123 y 125 en el resto de tiendas.

Cuándo ir

Finalmente, ¿qué época del año es la más adecuada para visitar estas zonas? Te recordamos que están en el hemisferio Sur, con lo que las estaciones van al revés que en España. Y que en verano hace mucho calor y se producen las escasas lluvias que se dan anualmente, mientras en invierno bajan mucho las temperaturas y hay mucho viento (nos contaron que en junio – julio hay turistas que ni pueden bajar del coche en la reserva Eduardo Avaroa). Así que consideramos que lo mejor son las estaciones intermedias, otoño y primavera. Nosotros estuvimos justo en el paso del verano al otoño y las temperaturas, pese a la variación de 20 grados en el día, eran soportables y los cielos estaban prácticamente siempre despejados.

Éste es todo el efecto espejo que pudimos ver en el salar de Uyuni, pocas lluvias y mucho viento que secó rápido el agua que había

Éste es todo el efecto espejo que pudimos ver en el salar de Uyuni, pocas lluvias y mucho viento que secó rápido el agua que había

¿Única pega? Que en el salar de Uyuni no pudimos disfrutar del famoso y fotografiado efecto espejo: las precipitaciones son durante su verano pero este año fueron tan mínimas que el agua no duró hasta marzo como otras temporadas. En el salar el viento y el sol actúan rápido secando el terreno. Pero ojo, que si por esto decides ir durante la estación lluviosa, puede llegar a caer tanta agua que se imposibilite el acceso en coche, con lo que hay que medir bien las fechas.

¡No todo puede ser en el mismo viaje! Sea como sea, quedamos muy satisfechos y felices con esta aventura y en próximos posts os contaremos todos los detalles.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

12 Comment on “Consejos para organizar tu viaje a Atacama y Uyuni

  1. Pingback: Sueños viajeros cumplidos: el salar de Uyuni | Vagamundos

  2. Pingback: Desierto, géiseres, llamas y estrellas en Atacama | Vagamundos

  3. Pingback: Desierto, géiseres, llamas y estrellas en Atacama | Vagamundos

  4. Pingback: Manual de uso de San Pedro de Atacama | Vagamundos Viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: