Las islas Ballestas fueron la primera parada de nuestro itinerario en Perú: la noche anterior llegábamos a Lima desde España muy tarde y al día siguiente madrugábamos a las 4 de la mañana para coger un autobús rumbo a Paracas. Esperábamos que tal paliza de viaje mereciese la pena con lo que nos esperaba en las llamadas “Galápagos de los pobres”. ¡Y vaya si lo compensó!

Las islas Ballestas son el conjunto de islas más conocido de la denominada “Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras” (toma ya nombre sencillo) y se encuentran justo en frente de la Reserva Nacional de Paracas. Por tanto, la vía para acceder a ellas es llegar a Paracas (generalmente en bus) y desde ahí tomar una excursión en barco (la oferta de tours es amplia, como imaginarás). Al formar parte de un área protegida, es la única manera de visitarlas, pues son objeto de estudio científico y su fauna y recursos naturales están bajo protección del Estado peruano.

Las islas Ballestas son un conjunto de islas rocosas próximas a la costa peruana

Las islas Ballestas son un conjunto de islas rocosas próximas a la costa peruana

Básicamente son un grupo de islas rocosas rodeadas por el océano Pacífico, así que ¿por qué son dignas de una visita? Muy fácil: la corriente de Humboldt. Para los no expertos en biología marina (entre los que estamos), se trata de una corriente de agua fría que recorre las costas occidentales de América del Sur, originada por el ascenso de aguas de mayor profundidad, ricas en plancton y otros microorganismos. Es decir: buffet libre para los peces. Y si hay peces, hay otros animales que se alimentan de ellos, como aves, pingüinos o lobos marinos. Este fenómeno fue descrito por el naturalista alemán Alexander von Humboldt y de ahí el nombre de la corriente.

En las islas Ballestas la cadena alimenticia favorecida por estas aguas frías hace posible avistar una gran variedad de fauna. Obviamente es una zona de mucha pesca. Y, por si esto fuera poco, la concentración de aves marinas es tal que sus excrementos se acumulan sobre las rocas de las islas, donde se secan al sol, dando lugar al guano, un fertilizante natural muy efectivo (y que se vende a buen precio). Tanto es así que la época de mayor prosperidad económica de Perú se debió a las exportaciones mundiales de guano (11 toneladas a Estados Unidos y Europa, procedente de éstas y otras islas similares, como ya os explicamos en un post anterior).

Las aves se cuentan por miles en las islas Ballestas

Las aves se cuentan por miles en las islas Ballestas

¿Entiendes ahora por qué es una reserva? Para proteger a todos esos animales marinos que se concentran en estas islas y controlar la explotación pesquera y de guano. Y por esto está totalmente prohibido pisar las islas y solo pueden recorrerse en barco: aunque se pasa asombrosamente cerca de las rocas y los animales, con lo que la excursión no te decepcionará.

Los botes con rumbo a las islas Ballestas zarpan muy temprano del puerto de Paracas, a las 7.30 de la mañana. El recorrido dura apenas 2 horas, 2 horas y media. Nosotros lo llevábamos contratado desde España junto con el alojamiento con Viajes Pacífico. En el trayecto conviene ir atento pues es posible avistar delfines, pelícanos, algún león marino despistado… Sueles ir en lanchas abiertas, con lo que puedes observar perfectamente a tu alrededor. Además cada grupo va acompañado por un guía que va indicando y explicando todo lo que ves. Una primera parada se hace frente al Candelabro, un geoglifo de grandes dimensiones esculpido en un acantilado y cuyo origen es discutido: desde obra de masones hasta relacionado con las líneas de Nazca o faro para navegantes piratas, varias teorías hay sobre su razón de ser.

En el trayecto en barco hacia las islas Ballestas es posible ver el famoso geoglifo en forma de candelabro

En el trayecto en barco hacia las islas Ballestas es posible ver el famoso geoglifo en forma de candelabro

Una vez en las Ballestas, la infinidad de aves que ves es sobrecogedora. Las hay por todas partes: volando sobre ti, posadas sobre las islas, resguardadas en los recovecos de las rocas… Absolutamente impresionante. Sus graznidos son la banda sonora del lugar y, sí, hay que tener cuidado para no ser agraciado con alguna de sus deposiciones encima (nosotros fuimos premiados). Puedes ver pelícanos, piqueros, cormoranes, gaviotas… así hasta 18 especies distintas.

Los pelícanos nos observan a nuestro paso en lancha por las islas Ballestas

Los pelícanos nos observan a nuestro paso en lancha por las islas Ballestas

Más difíciles de distinguir son los pingüinos de Humboldt: primero, porque hay pocos; segundo, porque son pequeñísimos y por último, porque se camuflan perfectamente con la superficie rocosa. Pese a ello, tuvimos suerte y pudimos avistar un par de grupos. ¿Hay algo más gracioso que ver a un pingüino caminar arriba y abajo por una pendiente?

En las islas Ballestas es posible ver miles de aves, pingüinos y leones marinos

En las islas Ballestas es posible ver miles de aves, pingüinos y leones marinos

Por último, la otra estrella de la reserva es el lobo marino. Pensábamos que sería más esquivo pero nada más lejos de la realidad. Los encontrarás tranquilamente al sol encima de las piedras y el barco pasa tan cerca de algunos que con estirar la mano casi podrías tocarlos (son inofensivos). Hay una playa, muy propiamente apodada “La Maternidad”, donde nos explicaron que en la época de cría (de enero a marzo) se reúnen cientos de lobos marinos, madres y bebés, y verlos es todo un espectáculo.

En la época de cría, cientos de leones marinos se juntan en una playa de las islas Ballestas a la que llaman "La Maternidad"

En la época de cría, cientos de lobos marinos se juntan en una playa de las islas Ballestas a la que llaman “La Maternidad”

No sabemos si precisamente porque no esperábamos tanto de las islas Ballestas, se convirtieron en uno de nuestros mejores recuerdos del viaje a Perú. Pero lo cierto es que, en nuestra opinión, es un imprescindible de cualquier visita al país andino.

Recorriendo en barco las islas Ballestas, mires donde mires, encuentras aves marinas de distintas especies, colores y tamaños

Recorriendo en barco las islas Ballestas, mires donde mires, encuentras aves marinas de distintas especies, colores y tamaños

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

5 Comment on “Las sorprendes islas Ballestas

  1. Pingback: Guía de viaje de Perú | Vagamundos Viajeros

  2. Pingback: #viajarparaver en Perú | Vagamundos Viajeros

  3. Pingback: ¡Nos vamos a Perú! | Vagamundos Viajeros

  4. Pingback: Sobrevolando las líneas de Nazca | Vagamundos Viajeros

  5. Pingback: ¿Somos auténticos aventureros? | Vagamundos Viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: