¡Dormir y comer bien durante un viaje es tan importante! Nos pasamos el día recorriendo, haciendo rutas, madrugando, intentando apurar para que nos de tiempo a ver todo lo que queremos… Pero una cena tranquila, un sueño reparador y un buen desayuno son imprescindibles para recargarnos las pilas y vivir otro día de emociones (y a veces, hasta palizas). ¡Sri Lanka no iba a ser menos! Y en general, (casi) todo fueron aciertos.

Alojamientos

Campamento Big Game Wilpattu. El alojamiento más original de todo el itinerario fue éste sin duda: una tienda de campaña en las inmediaciones del Parque Wilpattu. No era una tienda cualquiera: tenía cama y hasta baño. Todo era más funcional que bonito y por supuesto tuvimos múltiples visitantes (animales) nocturnos, pero la experiencia mereció la pena. Lo mejor: la cena barbacoa a la luz de una hoguera en plan “Memorias de África”. Precio: 203 euros con cena, desayuno y safari incluidos. Reservado a través de su web.

Sigiriya Water Cottage. Un hotel nuevo, de lujo y al precio de uno de calidad media. Las habitaciones son en realidad casitas individuales de madera, amplísimas, con techos altos, terraza y decoradas con muy buen gusto. El dueño es amabilísimo y los españoles le encantamos. El único punto negativo es que no tiene restaurante con lo que no puedes cenar allí (después de un día completo de excursiones se agradece no tener que buscar un lugar para comer). La buena noticia es que están construyendo una piscina y un restaurante, lo que hará que sea ya un alojamiento perfecto. Precio: 55 euros por noche con desayuno. Reservado a través de booking.com.

Springdale Residence (Kandy). Otro hotel nuevo, con habitaciones perfectas y una calidad superior a su coste. Está ubicado lejos del centro, eso sí. En nuestro caso no era problema al viajar con coche particular. Los dueños fueron encantadores, nos prepararon una cena estupenda y el desayuno fue el más copioso de todo el viaje, ¡imposible terminarlo! Precio: 33,6 euros con desayuno. Reservado a través de booking.com.

El desayuno más grande y variado de nuestro viaje, en Springdale Residence, Kandy

El desayuno más grande y variado de nuestro viaje, en Springdale Residence, Kandy

House of Leisure (Nuwara Eliya). Es un edificio colonial al que se le notan ya los años. La habitación era gigantesca pero viejita. Su punto fuerte es supuestamente las maravillosas vistas, pero durante nuestra estancia de una sola noche la niebla no nos permitió disfrutarlas. Se puede llegar al centro paseando, lo que te da libertad de movimiento. Pero nos pareció caro para lo que ofrece. Precio: 50 euros con desayuno. Reservado en booking.com.

Waterfalls homestay (Ella). Reservamos aquí siguiendo el consejo de Lonely Planet y no falló. Es una casa en una de las montañas donde se asienta Ella (para llegar, mejor en tuk tuk), decorada maravillosamente, con una terraza con vistas preciosas y una dueña, de origen australiano, que es un amor. Justo al lado hay un restaurante donde puedes cenar el tradicional arroz con curry y así ahorrarte el bajar hasta el pueblo. Y el desayuno que preparan es espectacular, con pan hecho por ellos mismos: casi lloramos al probarlo teniendo en cuenta que no lo comíamos desde que salimos de España. Precio: 37 euros con desayuno. Reservado por e-mail: waterfallshomestay@gmail.com.

Nature House (Udawalawe). Es un negocio familiar donde te tratan maravillosamente desde que entras por la puerta. La habitación es normalita pero las zonas comunes están logradas. Hay bastantes mosquitos ya que la casa está totalmente rodeada de selva, así que suponemos que es imposible evitarlo. Precio: 50 euros con desayuno. Reservado en booking.com.

My Village (Tissa). La otra recomendación de Lonely Planet que seguimos fue otro acierto. Nos dio mucha pena el poco tiempo que pasamos aquí puesto que llegamos muy tarde por la noche y a la mañana siguiente teníamos safari temprano. La decoración en tonos tierra del edificio, las habitaciones amplísimas, las zonas comunes con decoración artística… Todo es una delicia para los sentidos. Precio: 41 euros con desayuno. Reservado por e-mail info@myvillagelk.com

Lanka Beach Bungallows (Tangalle). El capricho del viaje. Sólo hay que ver las fotos para darse cuenta de que este hotel era de lujo. A pie de playa, con una piscina estupenda, casitas individuales con terraza, pescado fresco para cenar, desayuno a la carta... Está alejado de todo, solo puedes pasear por la playa y descansar. El paraíso. Precio: 77 euros con desayuno. Reservado a través de booking.com

Lemazone Inn (Mirissa). Aunque no está en primera línea de playa estrictamente, apenas unos metros separan este hotel de la arena. Las habitaciones son amplias, la dueña siempre está dispuesta a darte conversación y la ubicación es perfecta. Precio: 67,6 euros la noche con desayuno. Reservado en booking.com

Antic Guesthouse (Galle). Los puntos fuertes de este alojamiento son su situación, dentro del Fuerte de Galle, con todos los puntos turísticos a un paso; su decoración vintage, con muebles de madera envejecida, lámparas artísticas y mil colores, y su desayuno, a elegir entre opción occidental y menú cingalés. Precio: 52 euros con desayuno. Reservado en booking.com

Beach Walk (Negombo). El último hotel del viaje fue justo en el que pinchamos. Vale que no le vimos ningún encanto especial a Negombo, pero desde luego hay hotelazos enormes con instalaciones estupendas. No es el caso de Beach Walk: demasiado básico y en la zona más fea de la playa. Precio: 41 euros (desayuno a parte, 5$). Reservado a través de booking.com

Bares y restaurantes

La mayoría de comidas y cenas en Sri Lanka las hicimos en el hotel de turno o en el restaurante al que nos llevaba el chófer en el recorrido que estábamos haciendo. Pero sí que tuvimos algunos días de “libertad” en que andamos a nuestras anchas por la ciudad donde tocaba y pudimos elegir y probar algunos locales.

Nature Coffe (Kandy). En Sri Lanka, país de campos de té, evidentemente la bebida más habitual es el té. Si eres de los que termina echando mucho de menos el café, encontrarás una muy buena cafetería en Kandy, junto a la entrada del Templo del Diente.

Grand India (Nuwara Eliya). Uno de esos restaurantes que recomiendan en todas las guías y blogs ¡y nosotros no somos menos! Si quieres cenar allí, ve con tiempo porque las colas que se forman son considerables: abren a las 19.30 así que es buena idea estar en la puerta ya a las 19.15. Como su nombre indica, la carta está basada en la dieta hindú. Platos abundantes y variados. Cenamos los dos, con sendas cervezas, por 3.300 rupias.

Sunshine Beach Inn (Mirissa Beach). La playa de Mirissa tiene su orilla ocupada por turistas y restaurantes a partes iguales. Todos ofrecen cócteles durante el día y cenas por la noche con el pescado fresco del día. Colocan sus expositores en primera línea de playa con peces y marisco y los paseantes elegimos directamente así el menú. Generalmente el coste medio es 1.000 rupias por cada pescado (ración individual), pero los hay más caros, como 3.000 rupias el pez tigre para dos.

Hora de la cena en Mirissa: escoge tu pez y que te lo cocinen

Hora de la cena en Mirissa: escoge tu pez y que te lo cocinen

Serendipity Arts Café (Galle). Dentro de la ciudad fortificada de Galle se encuentra este café artístico donde se sirven hoopers todo el día, por unas 200 – 250 rupias, y zumos recién hechos. Los hoopers son típicos de la gastronomía cingalesa y suelen comerse en el desayuno, pero allí pudimos probarlos por la tarde.

Pedlar’s Inn Café (Galle). Por aquí tienes que pasar aunque sólo sea para admirar su espectacular decoración colonial. Y si además te quieres tomar un té o café, es un lugar indicado para ello.

Spoon’s (Galle). Aunque no sirven alcohol, la cocina típica cingalesa es estupenda y a buen precio. Por 2.300 rupias cenamos un (gran) plato cada uno y postre. Uno de los pocos restaurantes que encontramos en Sri Lanka donde el menú dulce era tan cuidado como el de los platos principales.

Lords (Negombo). Nuestra última cena en Sri Lanka fue el mayor homenaje gastronómico del viaje (con factura de 5.000 rupias) y el restaurante más curioso de la isla. Un local amplísimo que es también galería de arte e incluso cuenta con tanques de agua donde puedes hacerte una fish pedicure (exfoliación de pies que hacen unos pequeños peces). La cocina mezcla recetas occidentales y orientales y su dueño, inglés, cocina y hace de relaciones públicas a partes iguales.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

3 Comment on “Guía de alojamientos y restaurantes en Sri Lanka

  1. Pingback: Guía de viaje de Sri Lanka | Vagamundos Viajeros

  2. Pingback: Consejos para hacer safaris en Sri Lanka | Vagamundos Viajeros

  3. Pingback: Diario de viaje de Sri Lanka | Vagamundos Viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: