Hace 4 millones de años en medio del océano la actividad magmática submarina fue tan fuerte que terminó provocando que unas coladas emergiesen. Éste sería también de hecho el origen de una nueva isla, a la que muchísimo tiempo después llamarían La Palma. Cuando el «empuje» paró, tuvo lugar el colapso de la zona que había ascendido. Al hundirse, todo el material de su interior se vertió hacia el mar, a través de un cauce que abrió por su extremo suroeste. La caldera se vació por tanto y con la erosión constante del agua se formó lo que hoy conocemos como Caldera de Taburiente. O lo que es lo mismo: un gigantesco agujero rodeado de altas cumbres de entre 1.700 y 2.400 metros que preside la mitad septentrional de La Palma.

La Caldera de Taburiente es así uno de las mayores depresiones de este tipo del planeta: 8 kilómetros de diámetro, 28 kilómetros de circunferencia y hasta 2.000 metros de desnivel. En estos millones de años que han transcurrido, el enorme hueco de la caldera se ha ido cubriendo de vegetación, principalmente pinos canarios, y de animales. La vida se ha abierto camino, gracias sobre todo a la gran cantidad de agua que hay en su interior, en forma de ríos y arroyos.

Siendo un espacio natural tan singular, no extraña que Taburiente sea uno de los cuatro Parques Nacionales que ostentan las Islas Canarias. Lógicamente visitarlo es obligatorio si vas a La Palma, pero ¿cómo hacerlo? Porque abarca una gran extensión de terreno y oreográficamente tiene sus peculiaridades.

Los principales accesos al parque son tres miradores: el de La Cumbrecita, el de Los Brecitos y el de Roque de los Muchachos. A los 3 es posible llegar en coche: con total libertad para el del Roque, solicitando previamente un permiso de aparcamiento para el de la Cumbrecita o sin poder estacionar en el caso de Los Brecitos (de ahí que generalmente se vaya a éste solo en taxi o excursiones, como explicaremos más adelante).

Por los 3 puntos pasan distintos itinerarios que permiten recorrer la Caldera de Taburiente a pie, el único medio posible, bien bordéandola, bien atravesando sus barrancos interiores. La buena noticia es que existe una amplia red de senderos, señalizados y en buenas condiciones, para ello, como puedes ver en la imagen superior (más información en esta web).

La Cumbrecita

Se encuentra a unos 7 kilómetros del Centro de Visitantes de la Caldera de Taburiente, en El Paso, al sudeste de la Caldera. Debes reservar online plaza de aparcamiento para acceder, indicando además el tiempo para el que la resevas. Esto depende básicamente de qué trekking pretendas hacer desde el mirador. El más popular, por sencillez y porque te permite disfrutar de estupendas vistas, es el que hicimos nosotros: un recorrido circular que pasa por otros dos miradores próximos, el de los Roques y el de Lomo de las Chozas, y para el que basta con reservar el parking por 2 horas.

Vista de la Caldera de Taburiente desde el mirador de los Roques, La Palma
Vista de la Caldera de Taburiente desde el mirador de los Roques

Es un sendero perfectamente marcado, con paneles informativos, que transcurre entre altísimos pinos canarios, atraviesa varios riachuelos y permite divisar las paredes de la Caldera desde distintos puntos. Primero nos dirigimos al mirador de los Roques, el más cercano a La Cumbrecita y en el que tuvimos una vista más despejada, y luego al de Lomo de las Chozas, donde las nubes cubrían la Caldera dando al paisaje un aspecto mucho más fantasmagórico. Nos gustó mucho y es una opción estupenda si no se está en la forma física necesaria para acometer otros itinerarios.

Mirador de Lomo de las Chozas en la Caldera de Taburiente, La Palma
Mirador de Lomo de las Chozas en la Caldera de Taburiente

Ruta desde los Brecitos

Aunque es posible alcanzar en vehículo este mirador, desde la localidad de Los Llanos de Aridane, no está permitido aparcar en él para particulares. Salvo que quieras disfrutar de la carretera panorámica (con vistazas pero también con su considerable dificultad de conducción), el único sentido que tiene ir hasta él es para realizar la ruta más popular por el interior de la Caldera.

Son 16 kilómetros que, desde los Brecitos, discurren por el Barranco de las Angustias hasta el lugar por el que la Caldera se vació al mar hace millones de siglos cuando colapsó. Es un trayecto lineal, por tanto. Lo habitual es aparcar en el parking de la Viña, en el fondo del barranco (la meta final) y desde ahí coger un taxi a la salida en Los Brecitos. O bien, como hicimos nosotros, contratar con Isla Bonita Tours la excursión guiada, de modo que te recogen en bus en tu hotel (o punto de encuentro acordado) y te devuelven al mismo sitio tras la jornada en ruta.

A pesar de que el sendero completo son 16 kilómetros de bajada, el descenso es sumamente gradual, incluso hay partes sin desnivel ninguno, con lo que se hace muy llevadero, a excepción de tramos muy concretos que son salvables (sobre todo si te ayudas de bastones de caminar). Aunque es una ruta larga (unas 6 horas), no reviste dificultad técnica, con lo que creemos que es adecuada para cualquier persona acostumbrada a andar.

La primera parte del camino consiste en bajar por una de las paredes de la Caldera, por un camino bien marcado, sencillo, con poco desnivel, rodeado de altísimos pinos y salpicado de miradores con fantásticas vistas a la crestería que queda por encima, a 2.000 metros de altura.

Ruta desde el Mirador de los Brecitos al Barranco de las Angustias, en la Caldera de Taburiente, La Palma
Ruta desde el Mirador de los Brecitos al Barranco de las Angustias, en la Caldera de Taburiente

Después de unas 2 horas, llegas a la Playa de Taburiente: se trata del centro de la Caldera, donde corren ríos y arroyos formando un paraje de agua y vegetación idílico, a la vera de las altas paredes de roca que revisten su interior. Aquí está también la zona de acampada (con aseos) y es el lugar idóneo para hacer una parada y tomar mil fotos.

Río Taburiente a su paso por el Barranco de las Angustias en el interior de la Caldera de Taburiente, La Palma
Río Taburiente en el interior de la Caldera: la Playa de Taburiente

Conviene además coger fuerzas porque en seguida llega el denominado «Reventón»: un tramo de 1 kilómetro de constante descenso, algo más complicado que lo caminado hasta este momento. Nos acompaña el roque Idafe: una formación rocosa que sobresale claramente del paraje que le rodea y es visible durante este trayecto de bajada.

El Roque Idafe es Monumento Natural, pero su gran valor para los palmeros es más bien de tipo místico o espiritual. Los auaritas (aborígenes canarios de La Palma), veneraban a esta estructura pues creían que sostenía el cielo y si se derrumbaba traería grandes desgracias.

Roque Idafe en la Caldera de Taburiente, La Palma
Roque Idafe en la Caldera de Taburiente

A partir de este punto, la ruta se transforma hasta el punto de que parece otra: se irán sucediendo ríos y barrancos donde el agua y las rocas son mucho más protagonistas que lo caminado hasta el momento. Pero antes de proseguir, un pequeño desvío para acercarnos a una de las celebridades de la Caldera, la cascada de colores.

Hay que mirarla con buenos ojos, pues no se encuentra en una pared muy alta ni suele presentar una gran caída de agua (y eso que fuimos afortunados porque había estado lloviendo pocos días atrás). Lo compensa su aspecto multicolor: tonos predominantemente amarillos y naranjas, que le da el hierro disuelto en el agua, y algunos verduzcos, procedentes de las algas y musgos. Merece la pena acercarse, en cualquier caso, dado que solo supone 30 minutos más aproximádamente.

Cascada de colores en la Caldera de Taburiente, La Palma
Cascada de colores en la Caldera de Taburiente

Retomamos el sendero por el lecho del barranco hacia la zona «Dos Aguas», donde confluyen varios ríos formando un cauce ya de un tamaño respetable. Generalmente se puede cruzar pisando sobre las piedras que hay en él, pero las precipiticaciones de días anteriores han aumentado el nivel de agua así que nos toca descalzarnos y remojar los pies.

Caminando por el fondo del Barranco de las Angustias en el interior de la Caldera de Taburiente, La Palma
Caminando por el fondo del Barranco de las Angustias en el interior de la Caldera de Taburiente

Encaramos la parte final de la ruta por el Barranco de las Angustias, donde se alternan los riachuelos, las altas paredes de piedra y los enormes cantos de origen visiblemente volcánico. Y justo aquí encontramos las rocas más antiguas de la isla, las llamadas lavas almohadilladas. Son de origen submarino, es decir, se originaron con las primeras erupciones que darían lugar a La Palma, cuando la actividad volcánica aún se desarrollaba bajo el mar.

Rocas de origen volcánico en la Caldera de Taburiente, La Palma
Rocas de origen volcánico en la Caldera de Taburiente

Por fin llegamos a la meta, donde el vulcanismo da paso a la civilización y las rocas y ríos desaparecen frente a fincas agrícolas (muchas plataneras) y pequeñas casas. ¡Misión cumplida!

Roque de los Muchachos

Dejamos para el final el que es el mirador más espectacular de Taburiente: por algo se trata del punto más alto del Parque Nacional y de toda La Palma, a 2.426 metros. Esta altura le posiciona por encima del mar de nubes que suele formarse en torno a la Caldera, brindando una panorámica de quitar el hipo, tanto al interior de la misma como a las islas vecinas. También es un punto por el que pasan varios senderos, aunque el más popular es el que discurre por la propia red de miradores que hay junto al aparcamiento.

Literalmente, sobre un mar de nubes, en Roque de los Muchachos
Literalmente, sobre un mar de nubes, en Roque de los Muchachos

No es necesario reservar en el mismo para coches particulares, aunque su tamaño nos hizo dudar de si en temporada alta podría haber algún problema para encontrar plaza. Para llegar a él existe una carretera de montaña, llena de curvas, que atraviesa la Caldera en diagonal, accesible tanto desde el este (Santa Cruz de La Palma) como desde el oeste (Garafía). Publicamos ya un post completo sobre el Roque de los Muchachos, con más información, por ser uno de los principales puntos a visitar en la isla.

¿Quieres recibir en tu buzón de correo más posts como éste? ¡Suscríbete a nuestra newsletter?

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: