Se acerca San Valentín y puede que no seas de celebrarlo (o puede que sí) pero creemos que cualquier excusa es buena para un viaje, así que he aquí nuestra propuesta, basada en la experiencia propia: Verona. También puedes ir en cualquier otro momento del año, porque esta ciudad italiana del Véneto bien merece una visita, pero en San Valentín es cuando viste sus mejores galas, adornando con luces, decoración, conciertos y puestos artesanales sus calles y volviendo a ser la ciudad de los enamorados que Shakespeare convirtió en escenario de la historia romántica por excelencia, Romeo y Julieta.

De hecho, a día de hoy puedes visitar la casa de Julieta con el famoso balcón donde Romeo le declaró su amor y bajo éste puedes ver una estatua en bronce de la propia Julieta, a la que hay que tocar un pecho para tener buena suerte (¡!). ¿Existió de verdad Julieta? ¿Es realmente la residencia de los “Capulletto“? Los únicos datos ciertos son que este palacio perteneció a una familia veronesa apellidada “Dal Capello” y que todos los turistas pasan por el patio de esta casa (y probablemente tú no serás menos). A mí personalmente lo que más me llamó la atención fue el muro del arco de acceso al palacio que está totalmente cubierto por chicles, pintadas y mensajes ¿de amor? de los visitantes. Curioso cuanto menos.

Pared con chicles y mensajes en la casa de Julieta, Verona

Pared con chicles y mensajes en la casa de Julieta, Verona

Pese a que la fama mundial se la dio Shakespeare, la existencia e importancia de Verona va mucho más allá. Es ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por su alto nivel de conservación, y su historia va ligada a la historia de Italia: origen romano, ocupación bárbara, esplendor renacentista, dominio autro-húngaro… Por ello puedes encontrar en sus calles vestigios de todo este pasado: construcciones romanas, un castillo medieval (el Castelvecchio), palacios renacentistas, tradiciones austríacas (como el spritz o los dulces), iglesias góticas…

Verona fue fundada en el siglo I a.C. como destacado centro urbano y de comercio dentro del Imperio Romano. Pruebas de este pasado romano son el Arco dei Gavi, la Puerta Borsari , la Basílica de San Zenón, el Teatro Romano y sobre todo, el Coliseo, la “Arena“, que pese a ser no tan imponente como su primo famoso de Roma, está mucho mejor conservado y sigue en uso en la actualidad como escenario de múltiples conciertos y óperas.

El interior de la "Arena", el coliseo de Verona

El interior de la “Arena”, el coliseo de Verona

En el lugar que ocupó en su día el Foro romano hoy se asienta la principal plaza de la ciudad, la Piazza delle Erbe (Plaza de las Hierbas, por el mercado local que aún hoy se desarrolla allí). Está rodeada de palacios del siglo XVI y casas con bellas y coloridas fachadas y en su centro destaca una fuente romana (del año 300 nada menos), la “Madonna Veronese“. Además de para admirarla, en esta plaza también puedes parar a desayunar, comer, cenar e incluso tomarte una copa por la noche, pues está jalonada de cafeterías, bares y restaurantes, que despliegan sus terrazas todo el año.

Plaza Erbe, vista desde la Torre dei Lamberti, en Verona

Piazza delle Erbe, vista desde la Torre dei Lamberti

Separada de ésta por la Torre de Lamberti y el Arco della Costa, se encuentra la Piazza dei Signori, plaza de los Señores, que fue en el siglo XVI el foco político de Verona y donde se encontraban los principales edificios de gobierno de la ciudad, como el Tribunal, el Palacio del Ayuntamiento o la Loggia del Consejo. Desde 1885 preside la plaza una estatua del escritor Dante Alighieri.

Estatua de Dante en la Piazza dei Signori, en Verona

Estatua de Dante en la Piazza dei Signori

Verona está también muy ligada al río que atraviesa la ciudad, el Adigio. En su época romana hubo hasta 7 puentes cruzando dicho río e incluso se organizaban batallas navales entre dos de los que unían el centro de la ciudad con el Teatro Romano. Hoy sólo se conserva uno de todos estos, siendo así el puente más antiguo de la ciudad, el “Puente de Piedra” (y, añado, una de las postales más típicas de Verona).

Puente de Piedra sobre el río Adigio, en Verona

Puente de Piedra sobre el río Adigio, en Verona

Si cruzas este puente llegarás al Castillo de San Pietro, de origen romano y funciones defensivas, situado por ello en una colina elevada y que, por tanto, cuenta con unas magníficas vistas de la ciudad. Nada más cruzar el puente, subiendo unos escalones, llegarás al mirador del castillo desde donde podrás disfrutar de una fantástica vista panorámica de todo el conjunto histórico de Verona.

De vuelta al centro, recorriendo la Vía Mazzini y calles aledañasencontrarás múltiples comercios, restaurantes, tiendas de alimentos locales y, por encima de todo, vinaterías estupendas. El Veneto es la tercera región productora de vino en Italia y se nota al caminar por Verona. ¿Qué mejor forma de celebrar San Valentín que con una una buena copa de Prosecco o Valpolicella?

Vinos del Veneto

Vinos del Veneto

Y, además de vino, otro par de recomendaciones. Desayuna en cualquiera de las terrazas de los cafés de la Piazza delle Erbe un cappuccino y un trozo de tarta: no es barato precisamente, pero es un lujo asequible y merece la pena. Ah, y no te sorprendas si al mirar la carta de tartas, muchas son de tipo alemán (recuerda lo que te explicaba antes de que Verona estuvo bajo dominación austríaca). Para cenar, pizza y pasta en la Pizzería Du De Cope. Y para seguir brindando, de nuevo vuelta a la Piazza delle Erbe donde las cafeterías de la mañana dan paso a los bares de noche.

Si no te hemos convencido para ir en San Valentín, esperamos al menos haberte despertado la curiosidad por conocer esta ciudad italiana tan maravillosa: Verona.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

4 Comment on “San Valentín en Verona

  1. Pingback: Nuestros restaurantes favoritos por el mundo | Vagamundos

  2. Pingback: Road trip de Verona a Madrid (I) Norte de Italia | Vagamundos

  3. Pingback: San Valentín en Verona i am travel blogger

  4. Pingback: El lago de Garda | Vagamundos Viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: