Teníamos muchísimas ganas de conocer Matera, la tercera ciudad habitada más antigua del planeta, Capital Europea de la Cultura en 2019 y una de las más bellas de Italia. Por ello aprovechamos el viaje a Puglia, Apulia en castellano, para acercarnos a conocerla. Matera pertenece a la región de Basilicata pero está a solo 50 minutos en coche del aeropuerto de Bari en el que aterrizamos. Por ello acercarse a Matera cuando planeas un viaje por Puglia es muy frecuente, como vimos en la web amiga Un blog de Palo.

Matera es especial por muchos motivos. En primer lugar ha estado habitada ininterrumpidamente desde el Paleolítico hasta hoy, ¡10.000 años de existencia! Por eso es de las ciudades más antiguas del mundo. En segundo lugar, tiene una ubicación privilegiada, en altura y rodeada de un parque natural (la Murgia). Por último, su centro histórico es bellísimo, para perderse en él de día y de noche. Precisamente para comprobarlo aconsejamos muy mucho pasar al menos una noche en Matera.

Paseando por el Sasso Barisano en Matera, Italia
Paseando por el Sasso Barisano en Matera

Por todas estas razones a lo largo de su historia ha sido lugar de rodaje de grandes superproducciones, como “Ben Hur” o “La Pasión de Cristo” de Mel Gibson. Pero ha sido la última película de la saga 007 la que la ha lanzado más aún a la fama internacional. Incluso hay tours para visitar las localizaciones concretas que aparecen en el filme de James Bond.

Sin embargo, la mayor atracción turística, con permiso de 007, son los “sassi di Matera”. Se trata de las cuevas excavadas en las colinas rocosas del centro de la ciudad, auténticas casas cueva situadas en un laberinto de calles, con un complejo entramado hidraúlico de cisternas, que han sobrevivido desde el siglo VI hasta nuestros días. Y es que todas estas estructuras, construidas básicamente por campesinos y pastores, estaban inteligentemente dispuestas para recoger todo el agua posible. Una proeza de ingenieria.

Casas y calles de los sassi de Matera
Casas de los sassi con tejados habilitados para la recogida de agua

Lamentablemente en pleno siglo XX unas 50.000 personas seguían viviendo en los sassi prácticamente como en época medieval, sin las medidas mínimas de salubridad, lo que convirtió a Matera en la vergüenza de Italia por sus condiciones poco higiénicas y salubres. Los sassi fueron desalojados entonces pero poco a poco se fueron rehabilitando y mejorando sus infraestructuras y así, desde 1993, los sassi de Matera son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Pero no solo las cuevas se usaron como viviendas. Aquí se construyeron en la Edad Media numerosas iglesias y capillas excavadas también en la roca y decoradas con frescos bizantinos, tanto en los sassi como en el cercano Parque de la Murgia Materana. Se las conoce popularmente en conjunto como “las iglesias rupestres de Matera”: hay unas 150, algunas se remontan al siglo VIII y merece la pena entrar en alguna al menos. Lógicamente son más accesibles las que están en el núcleo urbano de Matera que las de la Murgia y por eso solo visitamos de las primeras.

Antes de seguir, situémonos en el mapa. La Civita es la parte más antigua de Matera, construida en el siglo VI y situada en el punto más elevado de la ciudad, con la Catedral como edificio más destacado. En torno a ella, ocupando sendos valles en una posición más baja están los dos sassis: el Sasso Caveoso, el más antiguo con más cuevas e iglesias, y el Sasso Barisano, al otro lado de la ciudad, orientado al norte, hacia Bari (de ahí su nombre). Ambos se crearon entre los siglos VI y XII. Y completa el centro histórico de Matera el Piano, desarrollado durante los siglos XVII y XVIII en torno a la Piazza Vittorio Veneto con palacios e iglesias barrocas. Más alla de esto se extiende la ciudad moderna materana, desde el reciente siglo XX, y el ya mencionado Parque de la Murgia.

Vista de Civita y la Catedral desde el Sasso Barisano
Vista de Civita y la Catedral desde el Sasso Barisano

Nosotros limitamos nuestro recorrido al centro histórico: ambos Sassi, Civita y Piano. Aunque nos quedamos con muchas ganas de descubrir la Murgia, ideal para realizar rutas de senderismo mientras conoces iglesias rupestres y disfrutas de las vistas sobre Matera. Como primera toma de contacto contratamos una estupenda visita guiada de 2 horas y media para conocer lo esencial de la ciudad (recomendamos hacerlo para entender mejor lo que ves) y a partir de ahí ya movernos a nuestro aire.

Qué ver en los Sassi Caveoso y Barisano

Algunas de sus cuevas están deshabitadas y prácticamente tal y como quedaron cuando se abandonaron, aún se ven obras y grúas trabajando, sobre todo en el Caveoso. Pero la gran mayoría han sido rehabilitadas como alojamientos, restaurantes, tiendas… e incluso casas museo. En ellas, a cambio de un módico precio, puedes conocer in situ la historia de los sassi y comprobar cómo se vivía en ellos: Casa Grotta del Casalnuovo, Casa Grotta di Vico Solitario, Casa Cisterna, Casa Noha, Casa Cava… Nosotros estuvimos en Casa Grotta Narrante como parte del tour guiado que hicimos.

Casa Grotta Narrante en Matera
Casa Grotta Narrante en Matera

Como ya mencionamos antes, también hay numerosas iglesias rupestres:

  • Santa Maria di Idris (4 €) de los siglos XIV-XV. Debes acercarte aunque sea solo por su ubicación elevada y la panorámica que puedes disfrutar desde ella del Sasso Caveoso y de la Murgia. Si decides entrar verás que está conectada a través de un pasillo interior con otra iglesia rupestre, la de San Giovanni in Monterrone, más antigua y con mejores frescos incluso. La entrada incluye la visita a ambas y fue la que nosotros conocimos. No están permitidas fotos ni videos en el interior.
  • Santa Lucia alle Malve (4 €). Es la primera iglesia que fundó esta orden femenina de monjas benedictinas en el siglo VIII.
  • San Pietro Barisano (4 €), de los siglos XII-XIII. Es la iglesia rupestre más grande de Matera.
  • Convicinio de San Antonio (5 €). Es un conjunto de cuatro criptas alrededor de un patio, con frescos muy bien conservados. Cuando fuimos, estaba cerrado permanentemente (desconocemos el motivo)
  • Cripta di Sant’Andrea (3 €). Se adentra en el interior de la roca en diferentes niveles a través de pasillos estrechos.
  • Santa Maria de Armenis (gratis). En un bonito edificio, tanto por fuera como por dentro, aunque no se conservan frescos. A cambio, la entrada es gratuita y también la visitamos.
  • Santa Barbara (gratis). Algo más alejada del centro, pero con estupendos frescos bien conservados. En la parte externa se pueden ver algunas tumbas antiguas excavadas en la roca.
  • Madonna delle Virtu e San Nicola dei Greci (5 €). Del sigo XI, con frescos bien conservados y varias salas, en la actualidad acoge una exposición.
  • Sant’ Antonio Abate (2 €). Está en el Sasso Barisano, es muy pequeña, en parte construida y en parte excavada, y conserva muy poco de sus frescos originales.

Para las 3 primeras iglesias rupestres de la lista (Santa Maria d’Idris, Santa Lucia alle Malve y San Pietro Barisano) existen entradas combinadas con descuento. Si solo visitas una de ellas el precio individual es de 4 euros; si compras el ticket para dos, cuesta 7 euros; y si adquieres el combinado de las 3, el coste es 8 euros. También hay una city card, válida durante 48 horas por 18 euros que permite el acceso a las iglesias rupestres Sant’ Antonio Abate y Madonna delle Grazie, a los Museos della Bruna y Raconti en Pietra, a la Casa Grotta Narrante y a la Casa Cava.

Casas y calles de los sassi de Matera
Casas y calles de los sassi de Matera

También iglesia, pero no rupestre, es la de San Pietro Caveoso, una de las más antiguas de Matera, construida en el año 1218 en la plaza principal del barrio, justo sobre el precipicio del barranco. Desde ella hay una bonita panorámica (vimos un atardecer glorioso) y puedes entrar gratis.

Por último, no dejes de pasear por la Via Madonna delle Virtú, que recorre el perímetro del Sasso Caveoso con estupendas vistas, y la Via Bruno Buozzi, que atraviesa este barrio y cuenta con numerosas terrazas.

Matera de noche con la Iglesia de San Pietro Caveoso en primer término a la derecha
Matera de noche con la Iglesia de San Pietro Caveoso en primer término a la derecha

Qué ver en Civita

Es inevitabla pasar por esta parte del centro histórico, te lo aseguramos, pero te indicamos los lugares imprescindibles:

  • La Catedral, dedicada a la Virgen della Bruna, patrona de la ciudad. Construida en el siglo XII pertenece al estilo románico típico de Puglia y se sitúa en el punto más alto de la ciudad. Su exterior es algo austero salvo por su rosetón central. Por contra su interior está ricamente decorado. En la misma plaza de la Catedral hay un mirador con buenas vistas al Sasso Barisano. Igual que las hay también desde la Via Duomo, la calle que conduce a la Catedral.
Catedral de Matera
Catedral de Matera
  • La Piazza Sedile. Fue sede del Parlamento durante la dominación del Reino de Nápoles. Destaca la impresionante fachada del Conservatorio de Música, antiguo Ayuntamiento.
  • La Iglesia de San Francesco d’Assisi. De estilo barroco, en la plaza del mismo nombre, su interior alberga una sorpresa: una pequeña iglesia subterránea que se puede visitar a través de una trampilla y que contiene un fresco del Papa Urbano II en 1093.
Iglesia de San Antonio de Asís en Matera
Iglesia de San Antonio de Asís en Matera

Qué ver en Piano

El epicentro de este barrio es la Piazza Vittorio Véneto. Aquí se encuentra el Palombaro Lungo, una antigua cisterna natural de piedra que servía de depósito para almacenar las aguas fluviales. Tiene 18 metros de altura y capacidad para 5 millones de litros. Se puede visitar su interior (unos 30 minutos) por 3 euros.

También en Piano se sitúan el Museo Nazionale di Matera – Sede Ridola y el Museo Nacional de Arte Medieval que ocupa el bonito Palazzo Lanfranchi, del siglo XVII (lástima que justo lo pillamos en obras con bonitos andamios ocultando su fachada).

En 2019, dentro de las actividades promovidas con motivo del nombramiento de Matera como Capital de la Cultura Europea, se montó en el complejo rupestre Madonna delle Virtu e San Nicola dei Greci una exposición sobre Salvador Dalí titulada “La persistencia de los opuestos. Adicionalmente a esta muestra se colocoran por las calles de la ciudad esculturas creadas basándose en dibujos de Dalí. Aún hoy puedes ver ambas, esculturas y exposición, si visitas Matera.

Estatua homenaje a Dalí en las calles de Matera
Estatua homenaje a Dalí en las calles de Matera

Miradores en Matera

Al estar situada en un relieve tan abrupto e irregular, buscar los puntos con las mejores vistas de Matera es otra atracción turística en sí misma. Los miradores más recomendables son:

Matera vista desde el mirador Belvedere Luigi Guerricchio
Matera vista desde el mirador Belvedere Luigi Guerricchio
  • Belvedere di Piazza Giovanni Pascoli, junto al Museo Nacional de Arte Medieval y Moderno, mirando hacia el Sasso Caveoso.
  • Belvedere Luigi Guerricchio o Mirador de los Tres Arcos, en la Piazza Vittorio Veneto, con vistas al Sasso Barisano.
  • Mirador en Piazza Duomo, la plaza de la Catedral, orientada hacia el Sasso Barisano
  • Mirador desde la Piazza Madonna de Idris, donde está la iglesia rupestre del mismo nombre ya mencionada, con vistas al Sasso Caveoso pero desde dentro.
  • Detrás del Vicinato a Pozzo – Parco della Storia dell’uomo – Museo della civiltà contadina, permite observar el Sasso Caveoso y al Parque de la Murgia.
  • En el Parque de Murgia, fuera de la ciudad, el Belvedere Murgia Timone. Se puede llegar paseando desde Matera, aunque es una caminata considerable, o en coche, caminando después unos 15 – 20 minutos desde el aparcamiento.
Matera de noche desde el mirador en la Piazza Madonna de Idris en el Sasso Caveoso
Matera de noche desde el mirador en la Piazza Madonna de Idris en el Sasso Caveoso

Dónde alojarse en Matera

Nos alojamos una noche en Stone Rooms, a escasos metros de la Catedral y literalmente al lado del Museo de las Cuevas de Matera. De hecho los dueños son los mismos y por alojarte con ellos te regalan la entrada al museo. Estuvimos una noche en habitación doble por 80 euros.

Cuentan solo con 3 habitaciones disponibles y son subterráneas, ocupan lo que era una antigua cisterna, muy originales. No tienen opción a desayuno pero hay una pequeña cocina compartida con nevera y máquina de café. Tampoco cuentan con parking privado. Es fácil encontrar aparcamiento en las calles de alrededor pero de pago (0,70 euros la hora).

Dónde comer en Matera

En Matera empezamos a disfrutar de la estupenda gastronomía pullesa, goce que continuaríamos durante el resto del viaje por Puglia, a la vez que pudimos catar algunos productos específicos materanos, como su famoso pan. En general fue una gran sorpresa lo bien que comimos. Te dejamos la lista de bares y restaurantes donde estuvimos.

El pan de Matera es famoso en toda Italia, tanto por su estupendo sabor como por su resistencia, pues aguanta mas de 10 dias. La receta es simple: trigo duro, levadura, agua y sal. Hasta los años 60 cada familia materana lo hacía en su casa y lo llevaba a hornos comunes. En la actualidad puedes comprarlo en las numerosas panaderías de la ciudad o catarlo en sus restaurantes. Damos fe de que está realmente bueno.

El famoso pan de Matera
El famoso pan de Matera
  • Típicamente Matera. Es un puesto de comida rápida italiana a base de paninis y focaccias en los que puedes personalizar los ingredientes al gusto. Ideal para una comida rápida y seguir visitando la ciudad. Pero el pan es tan bueno que seguro disfrutarás de los bocadillos.
  • BEMA Bevi & Mangia. Aquí desayunamos, pues tenían bastantes opciones dulces y saladas y terraza. Y aquí tomamos nuestro primer pasticciotto, pastelito relleno de crema típico de Puglia (caerían más durante el resto del viaje).
  • Vicolo Cieco. Entramos por su bonita terraza en pleno Sasso Barisano y por su banda sonora de jazz. Los camareros son muy amables, tienen una larga carta de vinos y probamos los peperoni cruschi (pimientos crujientes), típicos de Basilicata, de color rojo, forma cónica y sabor dulce.
  • Il Terrazzino. La fama de su terraza con vistas al Sasso Barisano le precede y por ello conviene reservar. Pero además de la indudablemente bella panorámica, lo cierto es que la comida está estupenda. Cenamos dos tipos de pasta propios de Puglia: orechiette al tegamino (al horno con tomate y carne) y capuntini con peperoni cruschi, salchicha y tomate.

Por último, te dejamos las direcciones exactas de todos los sitios mencionados en el post en este mapa.

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: