No vamos a mentir. En nuestra mente los campos de lavanda eran una imagen asociada a la Provenza francesa y a esos cuadros impresionistas que de pequeño ves en tus libros escolares. Ni siquiera sabíamos que la época álgida de su floración es en pleno verano: otros espectáculos de flores en la naturaleza, como el cerezo o el almendro son en primavera.

Detalle de las flores de lavanda

Detalle de las flores de lavanda

Hace unos años empezamos ya a leer que en Guadalajara existían también plantaciones de lavanda tan bellas como las de la vecina Provenza. Vimos unas cuantas fotos y nos pareció interesante. Pero de repente, este verano, al menos para nosotros, se produjo la explosión mediática de este lugar: vimos cómo cientos de blogs, webs y medios le dedicaban reportajes a cual más bello y nuestros timelines de Facebook y Twitter se tiñeron de morado.

Será que somos hijos de la cultura digital y nos gusta más un hype que a un tonto un lápiz. Será que justo acabábamos de hacernos con un drone y estábamos buscando un lugar idóneo para estrenarlo. Será que al fin y al cabo Guadalajara está a una hora escasa en coche de Madrid y un viernes tonto lo tiene cualquiera. Y allí nos plantamos.

Dónde

En Brihuega. Digamos que es la “capital” de la zona alcarreña de la lavanda aunque los campos se encuentran tanto en sus inmediaciones como en las de otras localidades cercanas. Hay varios cultivos de distinta extensión y todos son de propiedad privada: cuidado al acceder a ellos, siempre respetando las plantas y previo pago en los que corresponda.

Los campos de lavanda a las afueras de Brihuega por la carretera CM-2005 son los más fotogénicos

Los campos de lavanda a las afueras de Brihuega por la carretera CM-2005 son los más fotogénicos

Si conduces por la CM-2005 desde Brihuega en dirección a Sigüenza encontrarás unos cuantos. Nosotros seguimos las indicaciones y mapa del blog Salta Conmigo y dimos con ellos sin problema, pues son perfectamente visibles desde la carretera.

No pares a lo loco: hay sitios donde poder detener el coche e incluso zonas de aparcamiento habilitadas junto a los campos más grandes. Como decíamos al principio, esto ya no es ningún secreto y muchos acudimos a ver y fotografiar las plantaciones de lavanda, con lo que hay cierta infraestructura organizada en torno a ellas.

Cuándo

En julio, el mes durante el que se inicia la cosecha, preferiblemente hacia mediados de mes. Aunque el clima está cada vez más loco y obviamente la floración depende de las variables meteorológicas. Una pista importante es mirar la fecha cuando se celebra el Festival de la Lavanda: hasta ahora siempre en torno al 15 de julio. Consiste en un concierto que se realiza en uno de los campos en flor: las entradas se agotan rápido con lo que si estás interesado, míralo con tiempo.

El atardecer es el mejor momento para visitar los campos de lavanda

El atardecer es el mejor momento para visitar los campos de lavanda

Aunque puedes visitar los cultivos en cualquier momento del día, si puedes elegir, mejor hazlo al atardecer: es increíble cómo la luz cambia por completo el color de la lavanda y su intensidad. Para los fotógrafos, la hora dorada es la mejor (¿recuerdas nuestro post con las indicaciones básicas de las distintas luces naturales de cara a la fotografía?). Hemos leído que también el amanecer es ocasión adecuada pero no pudimos comprobarlo.

La hora dorada con el sol cayendo sobre los campos de lavanda

La hora dorada con el sol cayendo sobre los campos de lavanda

En realidad éste es un evento muy efímero: apenas dura un mes, con lo que en julio la afluencia de gente a Brihuega y alrededores es alta. Tenlo en cuenta también para planear tu visita, sobre todo si va a ser en fin de semana y quieres alojarte alguna noche en la zona.

Muchas personas se acercan a ver atardecer en los campos de lavanda de Brihuega

Muchas personas se acercan a ver atardecer en los campos de lavanda de Brihuega

Como decidimos ir a lo loco, sin planificación previa ninguna, en Brihuega no encontramos alojamiento, pero sí en otra localidad cercana. Dado que el plan era moverse en coche para acceder a unos campos y otros, no nos importó en realidad. Nos alojamos en el Hostal Rural Cumbres de Castilla: su dueño es encantador, un antiguo maestro que nos contó muchísimas cosas sobre la zona. El pueblo es tranquilísimo y a 10 minutos había ya un campo de lavanda.

Cómo

Puedes ir por libre o bien dentro de uno de los tours guiados que organiza el Ayuntamiento de Brihuega durante el mes de julio y que salen del mismo municipio. Para que te hagas una idea, éste era el programa de 2017.

Si vas por tu cuenta, de todos los campos que hay, en nuestra opinión el que más merece la pena por su extensión y belleza, con algún árbol entre las hileras de plantas y suaves colinas en el terreno, es el primero que se encuentra en la CM-2005 yendo desde Brihuega. Verás un primer parking a la derecha pero continúa conduciendo y llegarás a uno mucho más grande a la izquierda. Allí puedes aparcar y adquirir tu entrada por 2 euros.

Paseando por los campos de lavanda (previo pago de la correspondiente entrada)

Paseando por los campos de lavanda (previo pago de la correspondiente entrada)

Da derecho a acceder tanto a esta plantación como a la de Malcuera, donde se realiza el Festival de la Lavanda (carretera GU-925) aunque ésta no llegamos a verla. Además te regalan un ramillete de lavandas.

No solo son un importante reclamo turístico para la región: de las 1.000 hectáreas de estos campos de La Alcarria sale el 10% de la producción mundial de lavanda. Infusiones, cremas, jabones, perfumes, aceites… Muchas son las aplicaciones de esta planta, usada desde hace siglos por sus propiedades medicinales.

Por qué

Las imágenes hablan por sí mismas, ¿no? Pues por bonitas que sean, a esto hay que sumarle otro factor importantísimo que solo puedes experimentar si vas: el olor. La fragancia de la lavanda envolviéndolo todo. Tocar las flores con la mano y despertar su perfume. Créenos: casi mejor que ver los campos de lavanda, ¡es olerlos!

Y otro sentido a tener en cuenta: el oído. ¿Cuál es la música de los cultivos de lavanda? ¡El zumbido de las abejas! Las hay por cientos en torno a las flores. Mientras no las molestes, ellas tampoco se tomarán la molestia de hacerte caso. Pero ve concienciado de que deberás convivir con ellas durante tu visita.

Abejas en torno a las flores de lavanda

Abejas en torno a las flores de lavanda

Y si la contemplación de los campos de lavanda se te queda corta, junto a estos podrás ver también grandes extensiones de girasoles y de cereales. El contraste de los colores morado y amarillo hasta donde alcanza la vista es espectacular.

Junto a los campos de lavanda es frecuente encontrar también campos de girasoles en Brihuega

Junto a los campos de lavanda es frecuente encontrar también campos de girasoles en Brihuega

¿Y tú? ¿Has estado ya en Brihuega? ¿O quizás en la Provenza? ¿Nos lo recomiendas?

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

3 Comment on “Los campos de lavanda en Brihuega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: