Cuando uno piensa en el delta del Okavango se imagina siempre paisajes anegados de agua: canales enormes por los que circulan barcos y mokoros y a los que se asoman cientos de animales. Sin embargo, siendo así una gran área, existe también una parte más “terrestre”, al este, que es posible recorrer en 4×4: la Reserva de Moremi. Aquí viven también muchísimas especies que puedes por tanto ver, desplazándote con más facilidad que por los ríos y humedales del delta.

Desde Maún, la principal ciudad de acceso, puedes contratar safaris en jeep para adentrarte en esta zona. En la época seca las altas hierbas amarillas son el paisaje dominante, salpicado por verdes charcas donde se concentran los animales. En la estación lluviosa, en cambio, el agua gana terreno, muchas de las vías de circulación desaparecen y los animales están más dispersos al tener más opciones donde saciar su sed. Por tanto, como pasaba ya en Chobe o Etosha, la época seca (su invierno, nuestro verano) es la mejor para visitar Moremi y avistar animales.

Elefantes bañándose y bebiendo en una charca dentro de la reserva Moremi, Botswana

Las excursiones contratadas desde Maún a la reserva pueden ser de solo un día de duración o de más jornadas. En tal caso se realizan mediante safaris móviles. Los guías instalan los campamentos en las áreas destinadas a ello dentro de Moremi, pasas el día en busca de animales y duermes por las noches en estos campings, ocupándose ellos de todo. Dada la distancia y las malas condiciones de las carreteras, creemos que lo mínimo para un safari desde Maún deberían ser dos días. 

Si conduces un todoterreno también puedes visitar Moremi por tu cuenta: acceder desde Maún, recorrer Moremi, conectar con Savuti y llegar hasta Chobe. O viceversa, bajar desde Kasane realizando la misma ruta para terminar en Maún. En nuestro post sobre Chobe te lo explicábamos. Si te decides por esta opción, debes llevar un 4×4 grande, pedir consejo a los locales sobre las mejores rutas y estar preparado para conducir por arena en la estación seca o sobre barro en los meses lluviosos. Para alojarte, hay varios campamentos en Moremi: Third Bridge, Khwai, Southg Gate o Mankwe. Recuerda reservar con antelación puesto que las plazas son limitadas.

Nosotros hicimos un safari móvil de dos días con una agencia local de Maún, Kangara Safaris (14.000 pulas, 1.150 euros en total dos personas). El precio es alto pero incluye absolutamente todo: transporte, comidas, bebidas y la dedicación de dos personas durante la duración del tour. Tú estás constantemente buscando animales con el guía desde el amanecer hasta el anochecer y duermes en un campamento que monta, desmonta y organiza el otro profesional. Es decir, aprovechas cada minuto para intentar avistar la fauna de la reserva, que en el caso de Moremi y con la experiencia del guía, es mucha.

¿Y de qué animales hablamos? Una de las especies estrella son los rinocerontes, reintroducidos en el delta del Okavango gracias a un programa que en los últimos años ha reubicado a ejemplares desde Sudáfrica a Botswana, un país mucho más estricto con los cazadores furtivos. ¡Y damos fé de que a día de hoy es posible ver rinos allí!

View this post on Instagram

[ES] Ayer fue el Día Mundial del #rinoceronte, un #animal en grave peligro por la caza furtiva para comercializar su cuerno. Afortunadamente hay esperanza y se está recuperando en países como Namibia o #botswana donde pudimos verlo. Ves el #pajaro en su espalda? Sabes por qué suele verse esta pareja de #animales juntos? [EN] Yesterday was #worldrhinoday, good moment to remember #rhinos are in danger for ilegal hunting to sell their horns. Hopefully their situation is getting better in some places like Namibia and #botsuana where we were lucky to see them. Do you see the little #bird on the back of this #rhino? Do you know why they go together? #savetherhino #str #africa #animals #animalphotography #animallover #animalplanet #animalkingdom #naturephotography #nature_skyshotz #naturaleza #nature #naturelovers #natgeo #safari

A post shared by Vagamundos Viajeros Blog Viaje (@vagamundos.viajeros) on

También hay cebras, elefantes, jirafas, hipopótamos… y antílopes, entre los que destaca el red lechwe: vive en humedales de África, siendo el delta del Okavango uno de sus hábitats principales ¡y es bellísimo!

El red lechwe es un antílope que habita en zonas húmedas de África, como en el delta del Okavango, Botswana

Respecto a carnívoros, el león es el rey (nunca mejor dicho): ¡vimos muchísimos de día y les oímos rugir de noche! Estuvimos realmente cerca de varios leones machos mientras dormitaban tras la comilona que se habían dado en la cacería nocturna. También pueden verse en Moremi hienas: una se paseó por nuestro campamento mientras dormíamos; perros salvajes, realmente raros de avistar (no tuvimos esa suerte); e incluso al esquivo leopardo, aunque tampoco fuimos afortunados con él.

Dado que solo estuvimos dos días, recorrimos solo una pequeña parte de Moremi: nos habría encantado estar mucho más tiempo allí y tener más oportunidades de encontrarnos con su fauna. Los campamentos móviles son cómodos y los guías se esfuerzan para que, durante el tiempo que no estás de safari, puedas descansar y tener todas tus necesidades cubiertas: duchas móviles, comida caliente, tiendas seguras, un fuego junto al que calentarte… Es toda una sensación estar cenando y que aparezca un tejón a escasos metros o irte a dormir con el rugido de los leones y las risas de las hienas de banda sonora. Si volviésemos a organizar el viaje por Botswana, dedicaríamos más días a esta experiencia sin duda.

Botswana es un país atípico en África: no solo no ha tenido ningún conflicto étnico desde que se constituyó como país independiente, sino que su Gobierno ha llevado a cabo siempre una estricta política contra la corrupción, visible en carteles, sloganes y mensajes públicos que puedes ver durante tu viaje. Casi todas las instalaciones y servicios turísticos están en manos de población local y existe una regulación oficial que obliga a que guías y demás profesionales del turismo estudien, se formen y tengan altos conocimientos sobre la actividad que van a desempeñar.

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

2 Comment on “En busca de rinocerontes en Moremi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: