¿Hemos dicho ya que estamos enamorados de Portugal? Nuestro país vecino tiene ciudades con historia y encanto a partes iguales, playas grandiosas y una estupenda gastronomía que disfrutar a precios aún más estupendos. Todos estos ingredientes se combinan a la perfección en Oporto, la segunda urbe portuguesa en importancia tras Lisboa, con la ventaja añadida de contar con vuelos baratos desde Madrid prácticamente todo el año. Te damos nuestras recomendaciones para una escapada de fin de semana.

Cualquier visita a Oporto pasa obligatoriamente por el barrio de la Ribeira, la zona a orillas del Duero con sus pintorescas fachadas y sus múltiples restaurantes con pescado fresco. Tanto de día como de noche, pasear por este barrio y admirar el puente de Don Luis I es inevitable.

Vista nocturna desde la Ribeira del puente Don Luis I sobre el río Duero, en Oporto

Vista nocturna desde la Ribeira del puente Don Luis I

Éste es precisamente el más icónico de los múltiples puentes que unen las dos riberas de Oporto, con la ventaja de que es transitable en su parte superior (también el metro pasa por ahí) con lo que puedes disfrutar de las vistas sobre el Duero y la ciudad. Un consejo: ver atardecer desde lo alto del puente Don Luis I con el sol escondiéndose tras las casas de la Ribeira. 

Atardecer desde lo alto del puente Don Luis I en Oporto

Atardecer desde lo alto del puente Don Luis I

En la margen del río opuesta al barrio de la Ribeira encontrarás múltiples bodegas de vino. Muchas de ellas son visitables, ofreciendo guías (gratuitas o por una módica cantidad) donde se explica in situ el proceso de elaboración del famoso vino de Oporto. Para pasar de una orilla a otra, además de cruzando el puente Don Luis I (en metro o a pie) también puedes usar el funicular dos Guindais que une la Ribeira con el barrio alto de Batalha, salvando el desnivel de 60 metros que hay entre estas dos áreas.

Volviendo al centro histórico, que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, destaca la Catedral (Sé en portugués), de origen románico pero que ha sufrido múltiples modificaciones y añadidos arquitectónicos posteriores, de estilo gótico y barroco sobre todo. Sea como fuere, el resultado final, con el edificio en lo alto del casco antiguo, es espectacular.

Catedral (Se) de Oporto

Catedral (Se) de Oporto

Otros puntos de interés que encontrarás en tu recorrido por el centro histórico son la Estación de tren de San Bento, un edificio admirable del que no debes perderte su interior, decorado con más de 20.000 azulejos representando escenas históricas lusas, el Palacio de la Bolsa o la Avenida de los Aliados, que viene a ser la plaza principal de Oporto presidida por el Ayuntamiento.

Y un indispensable es la Iglesia y Torre de los Clérigos. Aunque la fachada de la iglesia, de estilo barroco, es muy llamativa, lo que más merece la pena de esta visita es ascender los 240 peldaños de la torre para tener una vista panorámica de Oporto desde sus 75 metros de altura.

Vista de Oporto desde la Torre de los Clérigos

Vista de Oporto desde la Torre de los Clérigos

Junto a esta torre, dos indicaciones importantes. Primero, las calles aledañas, llamadas Galerías de París, son la zona nocturna por excelencia, llenas de bares, puedes peregrinar de uno a otro porque todos son recomendables, cada uno en su estilo, y no se cobra entrada (Twin’s, Clube 3 C, Baixa, etc.). Verás que es por donde salen los propios oporteños, aunque la mayoría pasan más parte de la noche en la calle que dentro de los bares.

Y segundo, la Librería Lello, reconocida como una de las más bellas del mundo por su decoración art decó perfectamente conservada. Además, la leyenda harripotteriana no confirmada dice que la escritora J. K. Rowling se inspiró en esta librería, con su gran escalera central, para las ya míticas escaleras de Hogwarts en su saga de Harry Potter. Cierto o no, la verdad es que la escritora vivió en Oporto y otra leyenda local dice que comenzó a escribir su libro en el café Majestic, cafetería señorial creada en los tiempos de la belle epoque y donde se respira este estilo aún a día de hoy.

Si vas en verano también podrás disfrutar de las playas. Lo mejor es que cojas el metro (línea A) o un autobús hacia Matosinhos (cerca de la Torre de los Clerigos hay una parada desde donde sale el bus 507). Hay que tener en cuenta que la costa portuguesa da directamente al océano, con lo que el mar es mucho más frío y mucho más revuelto. Perfectamente encajadas en este escenario de rocas y océano están las Piscinas das Mares, en la playa de Leça da Palmeira. Son piscinas naturales de agua salada y el recinto ha sido ideado por el arquitecto portugués Álvaro Siza de tal manera que está totalmente integrado entre el paseo de la playa y el mar (con el beneficio extra de que el agua siempre estará un poco menos gélida que la del oceáno). ¡No te las pierdas!

Piscinas das Mares en Matosinhos

Piscinas das Mares en Matosinhos

Y no podemos terminar este post sin hablar de la gastronomía, porque es otro de los puntos fuertes a disfrutar en Oporto. La especialidad principal son las tripas (de hecho a los habitantes de Oporto se les conoce como “tripeiros”): un guiso originariamente de tripas de vaca al que hoy en día se le añaden callos, alubias, pollo, jamón y casi todo lo que puedas imaginar (ahí es nada). También son típicas las francesinhas, una bomba calórica en forma de sándwich de jamón y carne con queso fundido por encima. Y, por supuesto, el pescado, sobre todo el bacalao, como en todo Portugal, pero también las sardinas, la dorada, el pulpo… Podrás probar todos estos platos además a muy buen precio, con lo que doble gustazo.

En algún otro post ya te recomendamos hospedarte en el B&B Oporto, situado en un antiguo cine (ahora se llama Moov Hotel) y darte una cena homenaje en el restaurante Don Tonho. Ahora sumamos otro consejo: el blog Oportocool te ayudará a encontrar todo tipo de establecimientos en función de la zona de Oporto donde te encuentres, tanto para dormir como para comer, beber, tomar un café, etc. Y por último, te ubicamos todos los sitios de que te hemos hablado en el mapa para que no te pierdas ninguno. ¡No podemos darte más facilidades! ¡Oporto te espera!

Anuncios

Viajera, internetera, cinéfila, inquieta, 2.0

8 Comment on “Guía de viaje: Oporto en 48 horas

  1. Pingback: Guía de viaje: Oporto en 48 horas i am travel blogger

  2. Pingback: Nuestros restaurantes favoritos por el mundo | Vagamundos

  3. Pingback: Nuestros hoteles favoritos por el mundo | Vagamundos

  4. Pingback: Guía de viaje a Edimburgo: alojamiento, bares y restaurantes | Vagamundos

  5. Pingback: 10 recomendaciones (muy personales) para Lisboa | Vagamundos

  6. Pingback: 48 horas en Aveiro (y alrededores) | Vagamundos

  7. Pingback: Nuestros números de 2015 | Vagamundos

  8. Pingback: Enoturismo en Lanzarote | Vagamundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: